Alcoa y el Gobierno quieren vender la planta de San Cibrao antes del 30 de abril

|

El comité de empresa de Alcoa San Cibrao ha informado, después de la primera reunión de la mesa multilateral para informar de las negociaciones para la venta de la planta de aluminio primario por parte de la multinacional a la Sepi, que tanto el Gobierno de España como la compañía tienen intención de cerrar un acuerdo antes del día 30 de abril.

Esa es la fecha marcada en el acuerdo suscrito por la propia dirección de Alcoa con el comité de empresa para poner fin a la huelga indefinida en el complejo industrial de San Cibrao, pero la representación de los trabajadores hizo una calificación positiva de que ambas partes, Gobierno y multinacional, la hiciesen suya también como objetivo para cerrar un acuerdo, aunque exista la posibilidad de prorrogar el plazo.

“Álvaro Dorado -presidente de Alcoa España-, al igual que el Gobierno, nos han informado de que todos quieren llegar a un acuerdo antes del 30 de abril”, dijo el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, en declaraciones a los medios de comunicación.

Acompañado por otros miembros del comité, aseguró que “están todos de acuerdo en cerrar ese acuerdo de venta antes de ese día”, lo cual es “muy positivo” para la representación de los trabajadores, cuyo principal objetivo es “conseguir que esta fábrica se venda y se le dé continuidad al 100% de los puestos de trabajo y de la producción”.

En cuanto al posible acuerdo, precisó que la negociación va a partir de la “base” establecida el pasado 27 de septiembre, cuando las dos principales dificultades para cerrar la venta eran las condiciones de separación de las dos plantas del complejo industrial, la refinería de alúmina y la fábrica de aluminio primario, y el tiempo de suministro de alúmina para la propia fundición.

El comité, que asegura que hará un “seguimiento” del proceso, aclara que “si todas las partes tienen la intención” de llegar a un acuerdo “antes de ese día”, esta misma semana “comenzarán las negociaciones puras y duras” de las condiciones generales, que Alcoa ya entregó y que el Gobierno está valorando.

Además, José Antonio Zan recordó que la multinacional Liberty House “sigue interesada” en la fábrica, de modo que será “quien se la compre a la Sepi” cuando se haga con el control de la misma.

Por otra parte, el comité también quiso apoyar explícitamente a los cuatro compañeros que han sido despedidos en A Coruña” por “su labor sindical”. 

Alcoa y el Gobierno quieren vender la planta de San Cibrao antes del 30 de abril