El colegio Virxe da Cela recoge el Premio Galego de Educación para o Desenvolvemento

La portavoz de la organización, María Paz, entrega el premio a Yolanda Castro
|

Con un discurso de Marta Fernández, alumna de 4º de ESO, el colegio Virxe da Cela de Monfero recogió el viernes el Premio Galego de Educación para o Desenvolvemento e a Cidadanía Global, un galardón impulsado por la Coordinadora Galega de ONG el año pasado que busca “recoñecer experiencias educativas que fomenten unha cidadanía solidaria, crítica e comprometida coa construción dun mundo xusto”.


El centro de Monfero se impuso en su categoría –de Secundaria en adelante– a las otras once propuestas que concurrieron con su proyecto a esta primera edición. “Monferosolidario” es el título de la iniciativa en la que el colegio viene trabajando desde hace más de una década, según explicó la directora, Camino Pereiro.


Fue en septiembre de 2009 cuando el centro recibió el I Premio Nacional de Educación para el Desarrollo Vicente Ferrer de manos del entonces Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Doce años después, y ahora con la implicación de toda la comunidad educativa –de Infantil a Secundaria–, “Monferosolidario” es ya una seña de identidad del Virxe da Cela en la que la prioridad es inculcar una conciencia social crítica y solidaria.


La profesora y coordinadora del proyecto, Verónica Dopico, destacó durante el acto de recogida del premio, que por las restricciones sanitarias se celebró en el propio centro, que “supón unha reafirmación na nosa idea inicial: a posibilidade de abrir a escola cara á transformación social desde a Educación para o Desenvolvemento e a Cidadanía Global”. La docente valoró además el hecho de que “soubemos manternos no tempo e tivemos que evolucionar e adaptarnos aos cambios e transformacións da sociedade, especialmente notables neste último ano. E todo isto”, añadió, “foi posible grazas ás sinerxías creadas dentro e fóra do propio centro e ao espírito de colaboración e participación no que se basea o proxecto”, que tiene como premisa, subrayó, “pensa global, actúa local”. 

El colegio Virxe da Cela recoge el Premio Galego de Educación para o Desenvolvemento