Siemens Gamesa no cede a ampliar los plazos del ERE y solo aborda las condiciones de salida

Los trabajadores quemaron muñecos con ropa de trabajo en protesta | d. a.
|

La reunión mantenida ayer en Madrid con la directora general de Trabajo, Verónica Martínez Barbero, en la que estuvieron representados la parte social y la dirección de la compañía Siemens Gamesa, a través de un abogado, concluyó sin que la empresa de palas eólicas aceptase aumentar el plazo de negociaciones para poder conseguir una salida a las fábricas de As Somozas y de Cuenca, que ahora se ven abocadas al cierre con la presentación de un ERE extintivo.


Pese a la mediación de Trabajo, reclamando una ampliación del período de consultas cuyo plazo concluía ayer, la patronal consideró que no ha lugar a más negociación en este sentido y apostó únicamente por ejecutar el despido de los trabajadores afectados por el ERE (215 en As Somozas y 51 en Cuenca) tratando únicamente las condiciones de la marcha.


La reunión tuvo lugar en sesión de mañana y tarde y en ella los representantes de los trabajadores expusieron sus consideraciones en cuanto a lo que consideran una actuación de “mala fe” por parte de la empresa, al haber negado en diferentes ocasiones la documentación solicitada así como impedir cualquier trato para el futuro de una empresa que sus empleados consideran viable.


El secretario general de la Federación de Industria de CCOO en Galicia, Víctor Ledo, que tomó parte en la reunión, instó tanto al Ministerio de Industria como a la Xunta a tomar cartas en el asunto de manera urgente y aplicar medidas industriales contra la decisión que va tomar Siemens Gamesa de despedir a 266 trabajadores.


Expirado el plazo para prorrogar las negociaciones, la firma solo habló ya de los despidos y de las condiciones de los mismos. Por eso desde los sindicatos piden a la Xunta que se tenga en cuenta la decisión de Siemens Gamesa a la hora de posibles convocatorias de concursos de parques eólicos.


Las negociaciones fueron seguidas por los trabajadores desde As Somozas, donde al mediodía de ayer iniciaban una marcha desde la planta hasta el Concello portando pancartas alusivas a la petición de más inversión, trabajo y contra el cierre por parte de Siemens Gamesa, a la que calificaron de “multinacional criminal”.


La quema de muñecos vestidos con ropa de trabajo y el corte al tráfico en la zona mientras duraba el acto completaron las protestas que comenzaron ya en el momento en el que Siemens Gamesa alertó a finales de año de este cierre, sin aceptar negociaciones, pese al apoyo de las administraciones al mantenimiento de la empresa en la comarca y contra la deslocalización de la misma.

Siemens Gamesa no cede a ampliar los plazos del ERE y solo aborda las condiciones de salida