La Xunta amplía el bono de alquiler social y la ayuda a dependientes

Alberto Nœ–ez Feij—o comparecer‡ en rolda de prensa para dar conta dos asuntos tratados na reuni—n do Consello.
|

El Gobierno gallego aumentará la cuantía del bono de alquiler social con el que contribuye al acceso a la vivienda de las familias con bajos recursos. Dicha ayuda subirá de 150 a 200 euros en las siete principales ciudades gallegas y en más de 60 localidades medias se elevará a 175 euros, mientras que en el resto de municipios se mantendrá la cantidad ahora estipulada (150 euros).
Así lo anunció el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, en la que también avanzó la incorporación, a partir de junio, de 6.000 dependientes más al sistema de ayuda en el hogar. El objetivo es cubrir “el cien por cien” de las solicitudes en la área de ayuda en el hogar y subir en 2016 hasta 50.000 los dependientes atendidos.

Papel de los municipios
Feijóo adelantó estas nuevas medidas sociales en una intervención en la que instó a los ayuntamientos a “colaborar” con la Administración autonómica para la implantación de ambas cuestiones. “Si disgregamos programas y un programa financia de una manera y otra de otra, estamos generando confusión, espero que no se haga a propóstito”, advirtió.
De hecho, incidió en que el interés, tanto del departamento autonómico de Vivenda como de la Consellería de Política Social, es que los ayuntamientos entren en estos programas y sus vecinos se beneficien de los mismos. Sin embargo, subrayó que “algunos ayuntamientos se incorporan y otros no, porque entienden que es mejor echar la culpa a la Xunta”. “Pero la gente que ha perdido su vivienda o que sufre dificultades ve que el Gobierno gallego es su aliado; si los ayuntamientos no quieren ayudar a sus vecinos o distraerlos, espero que los vecinos se den cuenta”, zanjó.
La convocatoria de ayudas para el bono de alquiler social supera los cuatro millones de euros y Feijóo avanzó la ampliación de las cuantías, que quedará reflejada en una orden de próxima publicación en el Diario Oficial de Galicia.
Al margen de subir hasta los 200 euros en las principales ciudades, el importe mensual de la ayuda podrá incrementarse hasta un 20 por ciento en el caso de que las personas arrendatarias sean integrantes de una familia numerosa o de una unidad de convivencia donde necesiten una vivienda adaptada para alguno de sus miembros.
El Consello de la Xunta también dio su visto bueno al aumento de 450 a 600 euros del importe de la ayuda única que se concede para los gastos derivados de la formalización de los nuevos contratos de alquiler o para el pago de atrasos en el caso de permanecer en la vivienda objeto del procedimiento judicial de desahucio.

Infraviviendas rurales
Por otra parte, Feijóo informó de la próxima convocatoria de ayudas a los ayuntamientos situados en el Área de Rehabilitación Integral (ARI) de los Caminos de Santiago para actuaciones de infravivienda rural. Las subvenciones tendrán una cuantía de 500.000 euros, que se sumarán a los 2,7 millones de euros destinados a la rehabilitación en los Caminos de Santiago.
En el marco de las medidas sociales impulsadas en la reunión semanal del Ejecutivo de este jueves, el presidente anunció que se incrementará en un millón de horas el servicio de ayuda en el hogar a personas en situación de dependencia hasta alcanzar “el cien por cien” de solicitudes atendidas. En total, Política Social ofrecerá 530.000 horas al mes de atención a través de este servicio, al que destinará 54 millones de euros. Este aumento de horas posibilitará la atención de casi 5.925 beneficiarios en 220 ayuntamientos y en siete mancomunidades.

La Xunta amplía el bono de alquiler social y la ayuda a dependientes