El BNG critica que FeC priorice los intereses del PP y empresas privadas con el cobro de la tasa

Rivas y Montero en el pleno sobre el saneamiento el pasado noviembre | j. meis
|

Después de que a finales del pasado mes, el alcalde, Jorge Suárez, anunciara que los ferrolanos iban a recibir próximamente el primer recibo del agua, que incluirá la tasa de saneamiento, el grupo municipal del BNG denunció ayer esta medida de cobro y criticó al gobierno local por decidir “defender os intereses das empresas privadas e do PP antes que os dos veciños e veciñas desta cidade”, manifestó en un comunicado.
Los nacionalistas puntualizan y se refieren a este como “o segundo dos recibos da taxa, porque o primeiro foi cobrado en 2015 por Rey Varela, por un servizo que non existía e que a día de hoxe continua sen serlles devolto”.
Asimismo, el grupo representado por Iván Rivas que el cargo se está realizando en los mismo términos en los que se emitió hace tres años, por lo que “non se adapta ao custo real do servizo, principio básico que rexe a imposición de calquer taxa por parte deste Concello, a pesar de cobrarnos por depurar augas de chuvia non contaminadas, a pesar de que o cobro se fai a través da empresa Emafesa sen que exista un contrato que o permita e a pesar de que non se ten resolto o recurso de reposición do Bloque Nacionalista Galego a todo este despropósito”, indicaron.
Para el BNG, esta medida del gobierno de Suárez, demuestra que Ferrol en Común “se salta todos os procedementos ao non ter resoltas as alegacións presentadas” y proceder igualmente al cobro del impuesto; “o único que lle importa é cobrar, da igual canto e o por que, porque o goberno de Ferrol decidiu defender os intereses das empresas privadas e do PP”.
Jorge Suárez explicó en su momento que, de todos modos, ya está en marcha un estudio económico con vistas a la modificación “inmediata” del actual tributo, con el fin de reajustar el coste actual y adaptarlo a los gastos que se generan realmente. El alcalde explicó que “hai un estudio económico para incoar a modificación inmediata”, gracias a la contratación de una asistencia externa que “ten un prazo de tres meses e que está guiada tanto polo servizo de Facenda como de Intervención”, comentó.

El BNG critica que FeC priorice los intereses del PP y empresas privadas con el cobro de la tasa