“Estoy muy ilusionado con esta nueva etapa”

baloncesto felix bañobre
|

Mudanza, hipoteca, trabajo en una multinacional, “break” del baloncesto –“necesitaba desconectar”–, clinics, concentraciones, títulos gallegos de base, creación del Club Sant-Yago...y, señores pasajeros, embarquen con rumbo a Dinamarca. Haciendo de una historia de diez años  en la vida de este entrenador otra muy corta, al pontés Félix Bañobre se le ha vuelto a “despertar el gusanillo” del baloncesto profesional una década después de que comenzase su andadura como técnico del, por aquel entonces, Baloncesto Galicia.
Con firmes ofertas para sentarse en el banquillo de formaciones españolas de EBA e incluso de LEB Plata, Bañobre lo tenía claro, “las rechacé porque eran muy bajas”, comenta, “además me apetecía mucho irme al extranjero. Surgieron un par de equipos en Europa y me decidí por el FOG”, comenta el preparador. Así se llama el equipo de la ACB danesa –la Men’s League– al que durante dos años, como mínimo, dirigirá el pontés, con opción a otros dos –“mi intención es quedarme más tiempo, con el equipo o por la zona norte de Europa, aquí no lo veo nada claro, sobre todo a nivel económico”–. Casa, coche, jugadores, ayudantes, visitas a las instalaciones –“desde que firmé el contrato, en abril, hemos estado trabajando muy duro”–, Bañobre lo tiene ya prácticamente todo listo para su llegada el próximo lunes a la ciudad de Næstved, sede de un club en el que, además, hará historia, al convertirse en el primer entrenador español en la historia del baloncesto de Dinamarca.
“Los técnicos y los jugadores españoles tienen un caché”, comenta el de As Pontes, “esto se sabe y ahora es el momento de la expansión, de salir al mundo”. Y es que la mejor preparación de los técnicos nacionales en esta disciplina –“en Dinamarca no existen los diferentes cursos y títulos que tienes que tener aquí”– les da ese plus que, además de hacerse cargo del equipo, les permitirá echarse a los hombros otras responsabilidades como la de promocionar las categorías de base de la entidad y también la de formar a los técnicos daneses.
Bañobre ya ha tirado de material de la casa y para esta “gran aventura” contará con el catalán Joan Martínez y con el asturiano Jorge Álvarez como ayudantes, además de su primera incorporación nacional a las filas del FOG, el base Sergi Guardia, de Terrassa. “Si todo va bien, el próximo año necesitaría de más entrenadores españoles. Pero bueno, esto es un proyecto que va poco a poco”, comenta el pontés. Con un pie ya en tierras escandinavas, en las que según lo que ha visto “hay un gran crecimiento, ilusión y ambición de que el baloncesto crezca”, además de más patrocinadores, el de As Pontes llega para subir a su equipo a los tres primeros lugares de la competición danesa y, así, clasificarse para el Eurochallenge. Una responsabilidad a la que el de Ferrolterra se enfrenta “muy ilusionado, es una etapa nueva. Recupero sensaciones anteriores, que esto me gusta. Estoy contento, muy contento”, afirma con total seguridad.
Con un fin de semana entre maletas y despedidas, Bañobre también tiene claro, si bien tiene “un buen equipo” lo que parece que no tendrá serán unas buenas fiestas, “allí seguro que no hay nada como la Fraga”, bromea. n

“Estoy muy ilusionado con esta nueva etapa”