Galicia mantiene en vigor los cierres perimetrales de las grandes ciudades

Varios agentes de Policía Nacional durante un control de movilidad en la parroquia de O Castiñeiriño, en Santiago | ep
|

El comité clínico ha decidido mantener en vigor todas las restricciones vigentes en Galicia para contener los contagios por Covid-19, incluido el confinamiento perimetral de las siete grandes ciudades grandes de la comunidad, establecido el pasado viernes –anteriormente en Ourense– con la vista puesta en evitar los desplazamientos durante la el fin de semana de Todos los Santos.

Según informaron fuentes de la Consellería de Sanidade, tras una reunión de más de cuatro horas de duración, el comité clínico  que asesora a la Xunta en materio de Covid-19, “mantiene las restricciones y seguirá tomando decisiones en los próximos días”. De hecho, la próxima reunión de los asesores en materia sanitaria está prevista para el próximo viernes.

El Gobierno gallego decidió el  viernes, 30 de octubre, realizar un confinamiento perimetral de las siete ciudades y algunos municipios limítrofes hasta al menos el día de ayer, pero sin cerrar Galicia a los desplazamientos con otras autonomías, aunque de facto sí lo esté por las determinaciones de las otras comunidades que colindan. Ese endurecimiento de las medidas “anticovid” entró en vigor el viernes a las tres de la tarde, tras la preceptiva publicación del decreto en el Diario Oficial de Galicia (DOG).

Las limitaciones de entrada y salida quedaron establecidas para Santiago, Ames y Teo; para Ferrol, Narón, Fene y Neda; para A Coruña y Arteixo; para Pontevedra, Poio y Marín; y en los municipios de Vigo y de Lugo, así como para Vimianzo (A Coruña), aparte de los que ya estaban en la zona de Ourense, O Carballiño y Verín.

En todo caso, las restricciones se aplican de manera envolvente, para el grupo de ayuntamientos, por lo que se permiten los desplazamientos entre los municipios limítrofes con cierre perimetral. Junto a esta limitación también se estableció la de la prohibición de reuniones entre personas no convivientes, medidas que ahora se extienden en el tiempo. 

Así las cosas, el 45,38 por ciento de la población gallega seguirá teniendo su movilidad restringida, en concreto en 23 municipios de las cuatro provincias.

De este modo, hasta 1.225.229 del total de 2.699.499 gallegos seguirán directamente confinados en sus localidades o las limítrofes por estas restricciones, según las últimas cifras de población del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes a 2019. 

En todas estas localidades están restringidos los desplazamientos que no sean “adecuadamente justificados” y solo por motivos como asistencia a centros sanitarios, obligaciones laborales, asistencia a centros educativos, retorno al lugar de residencia habitual o familiar, así como los viajes por cuidado de mayores, menores o dependientes. También se permiten los desplazamientos a entidades financieras o de seguros o estaciones de servicio en territorios limítrofes, o la realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables.

Galicia mantiene en vigor los cierres perimetrales de las grandes ciudades