Las cofradías de la ría cierran agosto con una gran caída en las capturas

Marisqueo ría zona castillo san felipe Mariscadores Ría Pesca
|

El pasado mes de agosto resultó especialmente negativo para las cofradías de mariscadores de la ría de Ferrol, que obtuvieron sus peores resultados en los últimos cinco años. La incidencia del furtivismo –especialmente el ejercido por turistas en los arenales de la comarca–, sumado a los últimos devenires de los pósitos con la administración y la caída en el número de ejemplares de las especies con mayor presencia en las lonjas dejaron un final de verano mucho más lento de lo habitual.


De este modo, las cofradías de la ciudad naval, Barallobre, Mugardos y Pontedeume cerraron el mes con cifras que en algún caso se situaban cerca de la mitad de las alcanzadas en el mismo período de 2018. Así, analizando el volumen final de las cinco especies con mayor presencia en las lonjas el pasado mes de agosto, se puede observar que en Ferrol se pasaron de 17.901 kilogramos a 11.860; en el pósito fenés de 13.759 a 794; en Mugardos de 3.230 a 2.970; y, finalmente, en Pontedeume de 1.368 a 738.
Estos datos confirman la tendencia a la baja de las cuatro entidades durante el último lustro, que han visto como su nivel de capturas fue disminuyendo de manera paulatina cada agosto.

Cambio de especies
Si algo destaca a la hora de analizar las principales especies en las lonjas, especialmente en torno a las dos cofradías con un mayor volumen de capturas, es el cambio en la prominencia de unas u otras en las lonjas de la comarca. La ciudad naval, por ejemplo, gozó durante los últimos cinco años de una oferta en la que el carneiro destacó por encima del resto de bivalvos –seguido de almejas babosa y rubia–. El presente año, no obstante, fueron las zamburiñas las que se situaron como la especie más ofertada, con una cifra de capturas muy superior al de ejercicios anteriores.


En el caso del pósito fenés, si bien el carneiro y la almeja babosa siguen disputándose la primera y segunda posición, el número de kilos capturados de estos moluscos es prácticamente una fracción de los obtenidos durante los cinco años anteriores.

Balance
En cuanto a las especies concretas ofrecidas en las cofradías locales, se puede observar un cambio de tendencia frente a años anteriores. En el pósito de Ferrol durante el último mes fueron capturados 4.079 kilogramos de zamburiñas. Este bivalvo, que desde 2017 se sitúa entre los cinco moluscos con mayor oferta en las lonjas, alcanzó el presente ejercicio la primera posición frente al carneiro, la almeja rubia y la babosa. De hecho, el volumen de esta especie en el último lustro ha crecido de forma exponencial, pasando de los 430 kilos en 2015 a los más de 4.000 de este año.


El carneiro, con una gran presencia en la cofradía de Barallobre, alcanzó el pasado mes de agosto los 277 kilogramos en el pósito fenés y los 3.003 en la ciudad naval. En este caso, se puede observar claramente como los despidos sufridos en la entidad hicieron mella en los resultados de esta, alcanzando una cifra más de diez veces más baja que la del ejercicio anterior.

La almeja rubia, tercera en el ránking de capturas de Ferrol y cuarta de Barallobre, alcanzó un volumen total de 1.911 kilos en el pósito ferrolano y de 107 en el fenés. En este caso la comparativa interanual también muestra un gran descenso, con la excepción del año 2015, año en el que las capturas se situaron en torno a los 1.600 kilogramos.


Finalmente, la almeja babosa, que el año pasado se situó en la primera posición de la ciudad naval con 6.540 kilogramos, descendió en 2019 al quinto puesto, con un total de 1.507 kilos; mientras que en Barallobre apenas alcanzó los 170.

Las cofradías de la ría cierran agosto con una gran caída en las capturas