Galicia aporta más de la mitad de la madera que se corta en todo el Estado

FRAGAS EUME
|

El crecimiento anual de la madera de los bosques españoles es tres veces superior a la cuantía que realmente se corta y aprovecha: de 45 millones de metros cúbicos se extraen solo 15 millones al año, según el informe “La situación actual de los bosques españoles y del sector forestal en España”, de la cual el 57,3 procede de los montes gallegos.

Paradójicamente se importan de otros países quince millones de metros cúbicos, dado que el consumo anual se eleva a 32 millones, subraya un estudio de la Sociedad Española de Ciencias Forestales.

El volumen maderable existente en España se ha duplicado en los últimos 35 años, pasando de 456,72 millones de metros cúbicos (en 1975) hasta 927,8 metros cúbicos.

El documento sostiene, además, que de elevarse las extracciones de madera de quince a treinta millones de metros el empleo forestal aumentaría de los 200.000 actuales a 300.000.

El 75% de las cortas se realiza en el 13,5% de la superficie arbolada, concretamente en la Cornisa Cantábrica (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco).

Por comunidades, Galicia es el territorio con mayor volumen de cortas, un 57,3% del total. Otras regiones con un volumen destacado de cortas son Castilla y León, con un 11,1%, y País Vasco, con el 7,7%.

Pinus pinaster y Eucalyptus globulus son las dos especies forestales más destacadas en los aprovechamientos maderables en España en 2010, con 3,2 y 4,8 millones de metros cúbicos, respectivamente.

abandono

El informe advierte, por otro lado, que los montes españoles están en gran medida abandonados; la falta de gestión y aprovechamientos es cada vez mayor por muy distintas causas.

En este sentido, afirma que más de dos terceras partes de la superficie forestal es de propiedad privada, lo que “plantea algunos problemas” a la hora de aplicar las políticas por regiones.

En España, solo cinco comunidades poseen mayor superficie pública que privada, entre ellas Navarra, con el 72,8% de su superficie en manos públicas.

En el lado opuesto destacan Baleares y Extremadura, con el 94,9% y el 93,3% de su superficie, respectivamente, en manos privadas.

España es el segundo país con más superficie forestal de Europa, por detrás de Suecia, y posee casi el doble de hectáreas forestales que Francia y cerca del triple que Alemania.

Desde 1990, España ha aumentado su superficie arbolada a un ritmo anual (2,19%) muy superior a la media europea (0,51%); de hecho, es el país del continente europeo con mayor aumento de superficie de bosque, aportando más del 40% del incremento del total europeo.

En los bosques españoles crecen actualmente 17.805 millones de árboles, de los cuales el 39% son pies mayores (diámetro mayor de 7,5 centímetros), con una densidad media de 386 individuos por hectárea arbolada.

Desde 1975 se ha producido un aumento constante: el número total de árboles ha aumentado un 130% en esta etapa, lo que supone 10.074 millones de nuevos ejemplares. Por tanto, los bosques se han densificado, pasando de un promedio de 656 árboles por hectárea a 975. n

Galicia aporta más de la mitad de la madera que se corta en todo el Estado