Ferrol despide oficialmente a los niños saharauis que disfrutaron del verano gallego

recepciones del Concello de Ferrol recepción a los niños sahararuis
|

Los ocho niños saharauis que pasaron el verano en Ferrol se despidieron ayer de la ciudad y se disponen a hacer las maletas para embarcar en los dos aviones que fleta la asociación Solidariedade Galega co Pobo Saharaui los días 6 y 9 de septiembre. Volverán a los campamentos de refugiados del desierto, después de un respiro que les permite evitar las elevadas temperaturas que se alcanzan allí en estos meses, tener atención médica adecuada, conocer otras culturas y lenguas y vivir en un entorno de abundancia muy distinto al que acostumbran.


El alcalde de Ferrol, Ángel Mato, y la concejala de Benestar Social, Eva Martínez, junto con otros miembros de la corporación municipal, charlaron con los niños y con sus familias y les entregaron a cada uno una mochila con ruedas extraíbles, cuadernos, una caja de pinturas y también estuches y bolígrafos. Así pudieron saber, por boca de Aysha, elegida portavoz improvisada, que les encanta Galicia y por supuesto Ferrol y que tuvieron una estancia estupenda con las familias de acogida. Entre lo mejor del verano figuran la playa y el mar y también les llaman la atención, junto al disfrute de servicios básicos que aquí damos por sentado, los supermercados.


El gobierno local tuvo un recuerdo para uno de los niños saharauis de Ferrol, que vino aquejado de una grave enfermedad y lleva aquí tres años con su familia de acogida, escolarizado en el CEIP Recimil, y a la espera de un trasplante de riñón. En la actualidad está ingresado en Madrid aunque esperan que se le dé el alta a lo largo de este mes. Entonces tendrá también su obsequio.


Ferrolterra despide estos días a los más de veinte niños saharauis que disfrutaron del programa “Vacacións en Paz”. Llegaron a principios de julio en dos aviones. Los planes de la asociación Solidariedade Galega co Pobo Saharaui pasan por incrementar el número de familias de acogida y conseguir que el año que viene llegue un avión más. Este programa, además de constituir una acción humanitaria con los menores, es también una llamada de atención sobre la situación política de los refugiados.

Ferrol despide oficialmente a los niños saharauis que disfrutaron del verano gallego