El gobierno espera que este mes se solvente la situación de Urbaser

Al estar sin contrato en vigor, la empresa Urbaser cobra el servicio por facturas convalidadas que no se están aprobando por parte del Concello | jorge meis
|

A solo una semana de la celebración del pleno de fin de mes, el alcalde, Jorge Suárez, espera poder buscar una solución al conflicto que el Concello tiene con Urbaser en relación al servicio de limpieza y recogida de basura. Así, está previsto abordar en esa sesión la desestimación del contrato iniciado en el mandato popular y que, en lo que va de mandato, ha estado paralizado sin que se siga adelante con él y sin que se haya acordado una alternativa. Además, a esto se suma el abono de las facturas por el servicio que la empresa, sin contrato, continúa prestando y que hasta hace unos meses se pagaba por convalidación de facturas. La postura de presión adoptada por el PP ha hecho que no se estén pagando estas facturas y que ahora la empresa se esté retrasando en el abono de la paga extraordinaria de verano. Ante esta situación, los trabajadores han mostrado su malestar y amenazado con iniciar una huelga, que desde el Concello se espera que no llegue a celebrarse y este mismo mes quede solucionado el problema.
El alcalde, Jorge Suárez, denunció ayer que lo último que debe llegar a hacerse por parte de la empresa Urbaser es “a utilización dos traballadores que prestan un servizo extraordinario á cidade como arma ou moeda de cambio”. En este sentido, el regidor indicó que el gobierno “fará o traballo político oportuno durante estes días para ver se podemos solventar esta situación e levar a renuncia do contrato a pleno de fin de mes”.

Facturas
Además de esta cuestión y de forma paralela a la renuncia del contrato y al análisis de futuras adjudicaciones, está el tema de las facturas sin pagar. El alcalde explicó que es obvio que “hai que recoñecer que se fixo o traballo e que hai que abonalo e por iso manteremos reunións cos voceiros para abrir un diálogo coa oposición de xeito que, neste mesmo pleno, os traballadores vexan solventado o seu problema salarial”.
Para esto, sería necesario que se aprobasen las facturas de Urbaser que ya no se están llevando a los últimos plenos debido a la oposición de los populares de darles el visto bueno hasta que se solvente el futuro del contrato.
La portavoz del Partido Popular, Martina Aneiros, .apoyó a los trabajadores y señaló que la empresa Urbaser “no es sospechosa de no poder pagar las nóminas, por lo que no vemos razonable que no pague, lo que se está es intentando forzar al Concello”. Dicho esto, señaló como único responsable de la situación al alcalde, al indicar que “estamos en la misma situación que cuando Jorge Suárez tomó el bastón de mando. Me gustaría saber qué es lo que ha hecho en tres años para evitar esta situación”.
Por su parte, desde el grupo municipal socialista, su portavoz, Beatriz Sestayo, también puso el acento sobre la figura del regidor, asegurando que el PSOE ha estado “alertando pleno tras pleno de que o servizo está sen contrato, cos reparos que xa poñía o anterior interventor e sen que nin o alcalde nin a xunta de goberno fagan por solucionalo, cando os contratos non se firman sós”.
También desde el BNG, su portavoz Iván Rivas recuerda que los verdaderos perjudicados son los trabajadores, al tiempo que acusa tanto al PP como al gobierno de esta situación.
Con relación al PP, critica que se haya elaborado un contrato que no se podía ejecutar y al ejecutivo de Suárez le echa en cara ser un gobierno “pusilánime”. Rivas indicó así que “atopámonos con que o goberno non ten alternativa para contratar ese servicio de lixo e o PP se pon en plan irracional e incomprensible que so se xustifica na defensa dos seus intereres, facendo chantaxe e evitando que o goberno poida levar as facturas que debería cobrar Urbaser por un servizo que está a prestar”. Que el gobierno decida, al no contar con el apoyo popular, no llevar las facturas a debate plenario, indicó Rivas, “provoca que no actual momento a empresa está a dar servizo sen cobrar mentres que os traballadores se atopan nunha situación agónica”.
Ana Rodríguez Masafret, portavoz de Ciudadanos, también cree que la crisis por el servicio de basuras está llegando a un límite que probablemente acabará en conflicto y afectará a todos los ferrolanos. De este modo, indicó, “hasta la fecha este gobierno no ha sido capaz de nada, ni de remunicipalizar el servicio, como habían prometido en elecciones ni de mancomunarlo”. Por otra parte, Cs cree que el PP debería ceder en su bloqueo a que se puedan pagar las facturas adeudadas por el trabajo realizado y reclama que “no se use la delicada situación de los trabajadores para presionar al gobierno y generar un conflicto que afectará a toda la ciudad". l

El gobierno espera que este mes se solvente la situación de Urbaser