“Desconozco quién es el nuevo millonario, pero sospecho que es una persona humilde”

Julio Administración Lotería Portanova
|

El sorteo de La Primitiva del pasado jueves, 1 de enero, dejó en Ferrol un premio dotado con 1.575.819,40 euros. Restándole el 20% que se queda Hacienda, continúa siendo una cifra importante, que posibilitará un radical cambio de vida al agraciado que acertó los seis números y que todavía tiene posibilidades de acrecentar su ganancia con el mismo boleto en el sorteo de hoy sábado. Se desconoce su identidad, pero no la del lotero que selló La Primitiva, que es Julio Regueiro, titular de la Administración número 6 de Ferrol –la regenta desde 1988 y antes lo hizo su padre–, ubicada en el número 93 de la carretera de Castilla, en el Inferniño, con el que ayer habló este periódico.

¿Se sabe algo del nuevo millonario?
Desconozco quién es y, a nivel particular, me gustaría saberlo, aunque entiendo que la gente prefiera el anonimato, y más cuando se trata de un premio de esta categoría. En ocasiones anteriores, y con cantidades menores, me lo contaron cuando ya habían pasado dos años o más, pero en secreto, sin que se enterasen los vecinos. En el caso que nos ocupa ahora solo sé que se trata de un boleto cubierto manualmente, por el que el afortunado abonó dos euros, por lo que considero que puede tratarse de una persona humilde. De haber acertado también el reintegro el premio se aproximaría a los veinte millones de euros.

Estará usted encantado...
Para empezar el año está muy bien, sobre todo después de que el Gordo de Navidad hubiese pasado de largo por aquí.

¿Cómo fueron las ventas este año?
Para Navidad vendimos unos 5.000 euros menos que el año anterior, lo que representa un uno por ciento por debajo. Llevamos seis o siete años con un importante descenso, a causa de la crisis.

¿Qué otros premios importantes ha vendido su administración de lotería?
En el sorteo del Niño del año 2007 repartimos más de 34 millones de euros, que hicieron felices a muchas familias.

Tendrá anécdotas de aquel gran premio.
Sí, recuerdo a una pareja que se iba a casar y quería comprar un piso. Estaban mirando viviendas en Narón, porque eran más baratas, pero finalmente pudieron comprar en Ferrol. También me acuerdo de un chaval de 22 años que fue el primero en bajar a la administración para celebrarlo. Otra anécdota que me viene a la memoria, aunque no es de ese año, es la de un señor mayor que el 31 de diciembre de 2011 obtuvo un premio de 200.000 euros. Jugaba todas las semanas y lo llamé para dentro de la oficina para comunicarle en privado lo que había ganado y no acababa de creérselo, porque no reaccionaba a lo que yo le estaba diciendo. Fue el último español en cobrar un premio íntegro sin tener que abonar el 20% a Hacienda, puesto que  la medida entró en vigor al día siguiente, el 1 de enero de 2012.

“Desconozco quién es el nuevo millonario, pero sospecho que es una persona humilde”