El voto de calidad del alcalde permite aprobar los primeros presupuestos del mandato

Pleno presupuestos Concello de Ferrol
|

En una maratoniana semana y tras casi tres años de mandato, el gobierno local de Jorge Suárez consiguió sacar adelante los presupuestos para 2018, sin tener que recurrir a una cuestión de confianza, como tenía previsto, de no alcanzar los apoyos suficientes.
El pasado martes, en comisión de Facenda, el grupo nacionalista presentaba una oferta al ejecutivo con cuatro puntos básicos para su voto favorable. Esta se amplió con propuestas socialistas y tras un acuerdo político ayer se pusieron sobre la mesa en el pleno las enmiendas in voce que dieron lugar a la aprobación. 
Aunque Ferrol en Común, BNG y PSOE  apoyaron con un sí el documento económico, fue preciso hacer valer el voto de calidad del alcalde para que se aprobase el primer presupuesto del mandato. Esto fue debido a que, en la bancada de la izquierda, la concejala no adscrita, Esther Leira –expulsada del gobierno, y ahora en la oposición–, aunque no imposibilitó la aprobación, se abstuvo. Por su parte, Partido Popular y Ciudadanos votaron en contra, con lo que el 12 a 12 se rompió con el voto de calidad del regidor.
Posiciones
El alcalde, Jorge Suárez, que también es responsable del área de Facenda, fue el encargado de introducir el contenido del pleno, que se prolongó durante casi tres horas, en un debate con un tono mucho menos tenso que en otras sesiones plenarias, pese a la importancia del punto que se abordaba.
El alcalde explicó que el borrador que se presentó antes de la negociación ascendía a 67.182.261,29 euros y que tras las enmiendas se incrementó en dos más, dando prioridad a la inversión y recurriendo al endeudamiento para abordar proyectos como la pasarela de Santa Mariña, el mercado de Caranza o la pista polideportiva de Mandiá.
La plaza de Armas es otra de las partidas más destacadas, que precisamente supuso el rechazo de PP y Ciudadanos a estos presupuestos, al oponerse al proyecto del ejecutivo, que supone la desaparición del estacionamiento subterráneo de este espacio urbano.
Compromisos como una tasa de saneamiento justa y la devolución de las cuantías cobradas de más –aportación del PSOE– o la retirada de la partida para abonar las obras de los interceptores –BNG– permitieron el apoyo de los grupos de izquierda al que se ha convertido en el presupuesto “máis expansivo da historia”, como resaltó en alcalde. En este sentido, Suárez valoró que “por riba das siglas xurda a oportunidade de que Ferrol medre” y agradeció los apoyos y aportaciones de los grupos y el trabajo maratoniano de los funcionarios.
Por su parte, la portavoz popular, Martina Aneiros, centró sus críticas en que, a su juicio, no se trata de unos presupuestos de izquierdas, porque han dejado a un lado remunicipalizaciones, concurrencias competitivas y continúa con la tasa de saneamiento. En este sentido, se dirigió específicamente al BNG echándole en cara “colaborar ahora en el rescate de Emafesa y apoyar la tasa, los convenios nominativos –incluidos Semana Santa y Exponav– y un endeudamiento que antes decían que era para beneficiar a empresas”.
Iván Rivas –BNG– se defendió diciendo que, si por apoyar estos presupuestos está defendiendo la Semana Santa o la tasa, el PP “está votando en contra de obras como a pasarela de Santa Mariña, o mercado de Caranza ou a pista de Mandiá”. BNG y PSOE defendieron su apoyo a los presupuestos al haberse aceptado todas sus enmiendas planteadas, aunque reconocieron que no es el presupuesto que elaboraría ninguno de estos dos partidos.
La negativa del PP y Ciudadanos vino dada por la no aceptación de sus propuestas, concretamente la referida a la plaza de Armas y a la inclusión de partidas para el convenio con Defensa. Ana Rodríguez Masafret llegó a proponer in voce la posibilidad de una consulta popular para Armas como condición al apoyo, que fue rechazada.
La edil Esther Leira se abstuvo criticando que no se trata de unos presupuestos de izquierda.

El voto de calidad del alcalde permite aprobar los primeros presupuestos del mandato