Los fieles asistieron un año más desde distintos concellos en peregrinación a la Romería de la O

A lo largo de toda la jornada de ayer se acercaron a la capilla de Pedroso fieles de distintos municipios para rendir culto a la Virgen de la O | jorge meis
|

La capilla de la Virgen de la O, en la parroquia naronesa de Pedroso, volvió a ser ayer punto de referencia de peregrinos y fieles que, pese a que este año no se celebraron fiestas en torno a esta efeméride, sí acudieron en peregrinación desde distintos puntos recordando las tradicionales romerías de muchos años atrás.

Durante la jornada de ayer se oficiaron distintas misas a lo largo de toda la mañana, con procesión, y también a las seis de la tarde, por lo que fue continuo el goteo de fieles que acudieron a la Virgen de la O para hacer sus peticiones. De hecho, la tradición recuerda que a esta capilla se acudía para pedir por la conservación del ganado, la obtención de buenas cosechas, la protección de las embarazadas o la salud en general.

La romería de la O es una de las más antiguas y con más tradición de toda la comarca y cada año atrae a devotos de distintos puntos que parten a primeras horas de la mañana para acudir a la capilla y participar en los oficios.

La romería de la Virgen de la O está ligada, además, a la subasta de roscones que se adornaban para la ocasión y que después se aprovechaban para la merienda.

Las comidas campestres amenizaron la jornada y no solo desde el concello de Narón se festejó la fecha, sino que, como ya es habitual cada año, desde San Sadurniño partió una caminata tomando como referencia el castillo de Narahío y recorriendo Cabanas, Liñares, Os Tortos y A Cabrita hasta llegar a Pedroso.

Los fieles asistieron un año más desde distintos concellos en peregrinación a la Romería de la O