Navantia impide a las familias visitar a los encerrados

puerta del astillero de Navantia de Esteiro van las familias a ver a los encerrados de Atenasa
|

Las esposas e hijos de los seis trabajadores despedidos de la auxiliar Atenasa, que desde el pasado jueves están encerrados en Navantia, tuvieron que quedarse ayer a las puertas del astillero ferrolano porque no se les permitió entrar a visitarlos. Los familiares mostraron su malestar por la negativa, así como por las condiciones en las que se encuentran los encerrados, que, según dijeron, están confinados en una sala de 40 metros cuadrados, “como si estuvieran en la cárcel”, y no se les permite utilizar las duchas.
Las mujeres, que hoy acudirán de nuevo a las diez de la mañana, coincidiendo con una concentración de trabajadores, para solicitar pases de visita, estuvieron acompañadas ayer por miembros del comité de Atenasa, a los que tampoco se permitió entrar. Los encerrados reclaman la readmisión y dicen que dos de ellos están sujetos a las garantías de empleo firmadas en 1999, por las que Navantia tendría que recolocarlos en otra auxiliar.

Navantia impide a las familias visitar a los encerrados