La Diputación pide una mejora de los accesos a sus viviendas para los vecinos de Santa Ana

Manifestación de protesta de los vecinos a primeros de mes | archivo ec
|

El pleno de la Diputación de A Coruña aprobó ayer, por unanimidad de todos los grupos políticos, una moción de apoyo al vecindario de Santa Ana y la avenida Porta do Sol de Fene.
Los vecinos reclaman mejoras en la accesibilidad a sus viviendas y al casco urbano de la localidad tras las obras realizadas por la Demarcación de Carreteras del Estado, que incluyeron la construcción de una mediana y cambios en la señalización que impiden el giro a la izquierda en determinados puntos y que provocan que los residentes tengan que hacer recorridos de hasta 5 kilómetros para llegar al casco urbano, que dista solo 900 metros de Santa Ana.

En este sentido, el portavoz del PSdeG, Bernardo Fernández, que defendió la moción, pidió la implicación de Fomento para buscar soluciones que permitan “una conexión ágil” con el centro de la localidad, garantizando la seguridad vial.
El texto aprobado insta la Demarcación de Carreteras del Estado a modificar la nueva señalización para volver a permitir los giros a la izquierda para el acceso a viviendas en los PK 29+165 y 29+240, este último en zona urbana.

También se insta a Fomento a tramitar por vía de urgencia la instalación de una rotonda en el PK 29+160 que canalice el tráfico de las vías que confluyen en ese punto y a iniciar la redacción de un proyecto de humanización en la zona que incluya pasos acomodados para peones, acondicionamiento de los desniveles existentes en los arcenes y zonas de estacionamiento de vehículos.

La Diputación pide una mejora de los accesos a sus viviendas para los vecinos de Santa Ana