La inversión extranjera cae en las comunidades ricas y sube en Galicia

|

La inversión extranjera productiva en España descendió en los nueve primeros meses de 2014 en las comunidades con más atractivo hacia el exterior, en especial en Baleares, donde cayó un 80%, y en Cataluña, en la que lo hizo un 45% mientras que en Galicia subió ligeramente.

Esos son algunos de los datos publicados por el Ministerio de Economía y Competitividad sobre la inversión extranjera productiva en España, aquella que excluye las entidades de tenencia de valores extranjeros (ETVE), dinero que pasa por este país para no permanecer.

No obstante, comparativamente los datos del tercer trimestre fueron mejores que los de los dos primeros, y además se produjeron en un contexto negativo de inversión en la UE en el mismo periodo.

De acuerdo con esos datos, la inversión en España en los tres primeros trimestres de 2014 fue de 9.695 millones de euros, un 5% menos que los 10.213 millones de euros recibidos en el mismo periodo de 2013.

Una caída motivada en especial por el descenso de las inversiones en Baleares (de 743 millones a 144), Cataluña (de 1.999 millones a 1.094) y Madrid (de 5.553 a 5.090).

Pero también decrecieron las inversiones en el País Vasco (de 803 millones a 673), en Andalucía (de 260 millones a 152) y, con menor relevancia en términos absolutos, en Aragón, en Castilla-La Mancha, en La Rioja, en Asturias y en Murcia.

En el resto de las comunidades aumentó la inversión extranjera, de forma más notable, destaca el caso de Extremadura, donde se pasó de 15,9 millones a 198, o en Canarias, que pasó de 9 millones a 113.

A pesar de experimentar un descenso del 8,3%, Madrid siguió atrayendo más de la mitad de la inversión extranjera en España, en concreto un 52%.

En el caso de Cataluña, la sensible disminución de la inversión extranjera se produjo después de un notable incremento en 2013, cuando aumentó un 31,5% y lideró el alza de la inversión en España.

Además, en esa comunidad aumentaron las desinversiones un 42,46% hasta los 313 millones, de modo que la inversión neta se redujo un 56,10% y quedó en 781 millones de euros.

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, planteó el  noviembre que el gobierno de la Generalitat de Cataluña debería extraer conclusiones sobre esos datos.

En Madrid, en ese mismo período, las desinversiones se redujeron un 38,37%, de modo que la inversión neta solo descendió un 2,05% hasta los 4.498 millones de euros.

Según los datos del Ministerio, las desinversiones en España descendieron un 55% (de 3.415 millones a 1.514), así que la inversión neta aumentó un 20%, de 6.798 millones a 8.182.

La inversión extranjera cae en las comunidades ricas y sube en Galicia