Las trabajadoras de Cleanet inician una huelga indefinida por los impagos

manifestación trabajadores cleanet
|

Tal como anunciaron la semana pasada, las 48 trabajadoras de la  empresa Cleanet que prestan el servicio de limpieza en las instalaciones militares de Ferrol, comenzaron ayer, coincidiendo con el primer turno de trabajo, a las 06.00 horas, una huelga indefinida que no levantarán hasta que la empresa abone los salarios del mes de septiembre, que todavía les adeuda.
El convenio provincial del sector fija entre los días 1 y 4 el pago de las nóminas de las trabajadoras, un plazo que la firma catalana ha venido incumpliendo de manera regular desde que se hizo cargo del servicio, en mayo de 2013.
Cleanet Empresarial resultó adjudicataria de varios lotes de un contrato que, por primera vez, se tramitó desde el Ministerio de Defensa. El importe de esa concesión que, además de Ferrol, cubre instalaciones de otras plazas como Cartagena –donde las empleadas llevan en huelga desde el pasado día 6–, Murcia, Sevilla o Granada, entre otras, asciende a 12 millones de euros, una cantidad “demasiado elevada”, señaló ayer el secretario comarcal de la CIG, Xesús Anxo López Pintos, “para unha empresa que viña facturando anualmente tres millóns de euros”.
Además de la huelga, las trabajadoras salieron a la calle desde primera hora para hacer visible su problema. Así, tras  recorrer las calles del centro, se concentraron frente a la Puerta del Dique y, posteriormente, se trasladaron al Concello, donde se reunieron con la jefa de gabinete del alcalde, José Manuel Rey, y con los portavoces de los grupos de la oposición, que se comprometieron a trasladar el problema a instancias más altas, como el Parlamento autonómico y el Congreso de los Diputados.

"defensa, cómplice"
Las trabajadoras y los tres sindicatos que las apoyan –CCOO, CIG y UGT– insistieron en señalar la “complicidade” de Defensa, a la que reclaman que rescinda el contrato por el “reiterado incumprimento” de las condiciones recogidas en el pliego del concurso y que afectan no solo a los salarios, sino también a otros aspectos como la cobertura de bajas, la ropa de trabajo o la escasez de material para realizar sus tareas, entre otros. n

Las trabajadoras de Cleanet inician una huelga indefinida por los impagos