La Cocina Económica crea la figura del “negocio colaborador” en su campaña de captación de socios

La entidad benéfica inició el pasado mes de abril su campaña repartiendo trípticos informativos por las calles de la ciudad | j. meis
|

Tras presentar el pasado mes de abril un tríptico con franqueo pagado en el que se instaba a las nuevas generaciones a dar el relevo al compromiso que adquirieron sus mayores –más de un 80% de los accionistas tienen más de 60 años–, la Cocina Económica de Ferrol continúa su campaña de captación de socios con una segunda fase en la que se ha creado la figura del “negocio colaborador”.


Así, la institución benéfica, que lleva 126 años instalada en la ciudad naval, hace un llamamiento a establecimientos comerciales, hosteleros y empresas en general a echar una mano en su causa permitiendo la colocación de los trípticos y carteles en sus locales y, opcionalmente, inscribiéndose como socios.


Todos aquellos que se unan al proyecto recibirán una pegatina para colocar en sus escaparates u otro lugar visible que los identifica como tales con el lema “Yo colaboro”. La empresas que ya sean socias de la entidad pueden recoger su distintivo igualmente.


Durante estos días, voluntarios de la Cocina Económica visitarán los establecimientos para difundir la campaña y entidades empresariales como el Centro Comercial Aberto A Mgadalena, la Asociación de Empresarios de Hostalería de Ferrol e comarcas y la Confederación de Empresarios de Ferrol, Eume e Ortegal, entre otros, ya cuentan con folletos informativos para los particulares que lo deseen, así como las uniones comarcales de los sindicatos CIG, CCOO y UGT.


Asamblea
El próximo jueves 15 de junio, la institución benéfica celebrará su asamblea general ordinaria en dos convocatorias –cuatro y cinco de la tarde– para tratar, entre otros asuntos, la propuesta y aprobación de las Cuentas Anuales de 2016 y la previsión de ingresos y gastos el plan de actividades de 2017. Dos de los principales objetivos que se marca la Cocina Económica este año son los de “conseguir remontar el número de socios, en continuo descenso por la pérdida de población” y la “implantación de un menú alternativo para distintos tipos de dietas que, por razones estrictamente de salud, sean requeridas y justificadas por los usuarios”, indica la junta directiva.


Aunque durante el pasado año la evolución en el número de usuarios continuó a la baja –557 en todo el año, un 11% menos que en 2015–, a principios de este año se dio un “considerable repunte de más del 15%”, pasando de una media de 85 comensales en enero a 108 en marzo.
Tal y como recoge la memoria del 2016 de la entidad, el perfil del usuario se mantiene, siendo predominante el “hombre de mediana edad, en desempleo y con prestaciones o pensiones mínimas, sin apoyo familiar y en muchos casos con problemas de salud o adicto al alcohol o drogas”.
También se hace referencia al servicio de recogida, una práctica de la que en 2016 se beneficiaron 46 familias –37 de Ferrol y 9 de Narón– que dejó de funcionar a principios de este mes pasando a ser responsabilidad de cada Concello donde, tal y como explican desde la Cocina Económica, “pueden recibir servicios más adecuados y personalizados por parte de los Servicios Sociales”.

La Cocina Económica crea la figura del “negocio colaborador” en su campaña de captación de socios