Críticas por la descoordinación en las tareas de señalización horizontal

vallas zona Esteiro
|

Desde el pasado día 30 no se puede estacionar en algunas calles de la ciudad para proceder al pintado de la señalización horizontal de carga y descarga –línea amarilla–, estacionamiento exprés de media hora –naranja–, zona azul –líneas azules– y parking de residentes –verde–, algo que está ocasionando la eliminación de aparcamientos de forma provisional pero sin una programación clara, que hace que los automovilistas se encuentren a diario con sorpresas. Aunque se han anunciado las calles que estarían  cerradas al estacionamiento cada día, algunas programadas para el día 30 –como la Lugo– todavía no han comenzado los trabajos, por lo que sigue sin poderse aparcar. Además, los ciudadanos aprovechan la presencia policial para preguntar qué significan los colores de pintado, quejándose de que no se ha ofrecido la información suficiente por parte de las autoridades locales, ya que pese al pintado la novedosa zona exprés todavía no entrará en funcionamiento por el momento.
También el grupo municipal socialista ha criticado lo que califica de “descontrol do tráfico e caos viario” producido por la aplicación del supuesto plan de aparcamiento en la ciudad.
Gerardo López Castrillón criticó que no se haya convocado una comisión de Seguridad y Tráfico para intentar aportar soluciones y evitar problemas que se están generando por la falta de coordinación y planificación.
En este sentido, explica que es necesario activar la coordinación entre la Policía Local y la empresa encargada de las obras, ya que se está produciendo “un acordoamento de rúas indiscriminadamente, se vaian pintar ou non”.
Desde el grupo socialista se reclama organización y planificación y se recuerda que en su momento ya se censuró la ordenanza que regula el estacionamiento del barrio de A Magdalena, calificándola de “parche moi caro”, de 150.000 euros.
Asimismo, aunque todavía no ha entrado en vigor, según los socialistas falta aclarar aspectos de la ordenanza de regulación de estacionamiento –ORE– sobre cómo se otorgarán las tarjetas de residentes, ya que está generando inseguridad y confusión entre los vecinos del barrio y los sectores comercial y hostelero.

Críticas por la descoordinación en las tareas de señalización horizontal