Más de 800 trabajadores de las auxiliares del naval votan por desconvocar la huelga

votación de auxiliares naval navantia
|

La votación organizada por las federaciones de Industria de CCOO, UGT y MAS sobre la continuidad de la huelga de las auxiliares de Navantia recibió un respaldo mayoritario de los participantes en la consulta a favor de desconvocar los paros y continuar con la negociación de las condiciones de subrogación.

Según los censos facilitados por más de una treintena de empresas auxiliares de Navantia, en torno a 1.480 personas estaban llamadas a posicionarse sobre el conflicto en una votación censada y en urnas celebrada durante toda la mañana de ayer en el centro cultural Carvalho Calero. Finalmente lo hicieron 966, con un respaldo de 803 votos a favor de levantar la huelga contra 149 que votaron por continuar con los paros. Hubo, además, 13 votos en blanco y uno nulo. Al término de la consulta, “para evitar suspicacias sobre posibles represalias”, los censos utilizados para llevar el control de los votos fueron quemados en el exterior del centro.

Los sindicatos convocantes de este referéndum explicaron que, a tenor de estos resultados, “es suficientemente clarificador que la huelga es legal, pero no legitimada por los trabajadores”. Por ello, exigen a la CIG que desconvoque los paros de manera inmediata y el lunes a primera hora de la mañana los piquetes “no impidan el paso a todos los compañeros que quieran entrar a los astilleros”.

Los empresarios, por su parte, afirmaron que los resultados “vienen a ratificar el escaso soporte real que tenía la huelga” y confiaron en que “los astilleros vuelvan al trabajo de forma inmediata, para intentar mitigar, en la medida de lo posible, las negativas consecuencias de este conflicto”

Sin validez

Sin embargo, la CIG ya anunció ayer, incluso antes de conocerse los resultados, que ni el propio sindicato ni la asamblea de huelga dan validez a esta votación por no haber sido consensuada, precisamente, por el comité de huelga. Además, el sindicato nacionalista denunció “presiones y coacciones” de los empresarios de la industria auxiliar a sus trabajadores para que fueran a votar y puso en entredicho el propio proceso de consulta.

El máximo dirigente de la CIG en la comarca, Manel Grandal, señaló ayer que se “permitió ejercer el voto a personas que nunca pisaron el astillero y sin embargo compañeros y compañeras que llevan meses trabajando dentro no aparecían en los censos y no pudieron votar”. En esta misma línea se pronunciaron el presidente y el secretario del comité de empresa de Electrorayma. Los delegados aseguraron que el censo de esta empresa “incluía a personal de recursos humanos, administrativos” y, en general, otros tantos trabajadores “que nunca prestaron servicio a los astilleros de la ría”. Sus estimaciones son que de los 109 que aparecían en el listado, “solo una veintena trabaja realmente en Navantia”.

Al tiempo que llevaba a cabo la votación, Vicente Vidal aseguró ante los huelguistas en la puerta de la antigua Bazán que los paros continúan y animó a formar piquetes más grandes en las próximas jornadas, especialmente el lunes por la mañana, cuando se espera que muchos de los asistentes al referéndum de hoy, a favor de suspender la huelga, acudan de forma multitudinaria para intentar entrar a trabajar en el astillero. “Pueden venir con los datos que quieran, pero lo válido es lo que marcamos nosotros aquí, ya hicimos una votación y si la perdieron, la tienen que acatar”, concluyó el secretario comarcal de CIG-Industria.

 

Unidad sindical

Desde el comité de empresa de Navantia Fene expresaron ayer su “apoyo a las reivindicaciones de los trabajadores de la industria auxiliar” y señalaron a los directivos del astillero y a los empresarios del sector como responsables del “la precariedad laboral actual y del incumplimiento de la legalidad, lo que llevó a la situación actual a pesar de las advertencias y denuncias de este comité ante la Autoridad Laboral”.

Por ello, exigen a Navantia una pronta solución que garantice la viabilidad de la empresa, deseada por todos, al tiempo que hicieron un “llamamiento a la unidad sindical en busca del diálogo, atendiendo siempre al derecho de los trabajadores a decidir libre y democráticamente”.

La empresa todavía no ha adoptado ninguna decisión sobre el posible cierre patronal que sopesa a causa del conflicto.

Más de 800 trabajadores de las auxiliares del naval votan por desconvocar la huelga