La Casa del Rey excluye a Urdangarín de su web para “marcar distancias”

|

La Casa del Rey suprimió ayer la “sección personal” con que contaba Iñaki Urdangarín en la web oficial de la institución para volver a “marcar distancias” con el duque de Palma, apartado de la actividad oficial desde diciembre de 2011 y citado a comparecer de nuevo ante el juez el 23 de febrero.

Fuentes de la Casa del Rey informaron a Efe de que esta decisión no tiene relación con los correos electrónicos dados a conocer esta semana por el exsocio de Urdangarín, Diego Torres, y con ella se pretende contribuir a despejar posibles dudas sobre si había algún cambio en la posición de la institución respecto al esposo de la Infanta Cristina.

 

conducta no ejemplar

Por ello, la Casa del Rey da “un paso más” para renovar y reforzar su mensaje de diciembre de 2011, cuando apartó a Urdangarín de toda actividad institucional por su conducta “no ejemplar”, y dejar claro que esta posición no ha cambiado desde entonces, aunque el duque de Palma siga siendo miembro de la Familia Real por su matrimonio con Doña Cristina.

Urdangarín acudió con su esposa y junto a la Reina y la Infanta Elena el 25 de noviembre a visitar a Don Juan Carlos al hospital cuando se recuperaba de su intervención quirúrgica en la cadera, y coincidió también en el centro médico con los príncipes de Asturias, lo que abrió un debate en algunos medios sobre si este detalle reflejaba algún cambio en la decisión de la Casa del Rey de apartarle de la institución.

Ayer, con su exclusión de la web oficial –donde se suprimió la sección o página propia que le correspondía como miembro de la familia real y tan solo permanece su nombre y su imagen, como esposo de doña Cristina y duque de Palma, en la página personal de la Infanta–, la Casa quiere redoblar su mensaje de diciembre de 2011 y renovar “las distancias entre lo familiar y lo institucional”.

“La institución de la Corona y de la Casa del Rey están al margen de la familia” y, “por si alguien tenía dudas”, la decisión adoptada ayer refuerza con un paso más en la misma dirección la “línea de contundencia” abierta cuando se apartó a Urdangarín de toda actividad oficial.

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha citado a declarar de nuevo a Urdangarín para el 23 febrero, y para la semana anterior a Diego Torres y su esposa, Ana María Tejeiro, por presuntos delitos contra la Hacienda Pública por fraude fiscal de, al menos, 470.000 euros en 2007.

La Casa del Rey excluye a Urdangarín de su web para “marcar distancias”