Una nueva trama de corrupción sacude al PP de Valencia con 24 detenidos

|

Una nueva operación anticorrupción desplegada ayer en la comunidad de Valencia, relacionada con la empresa pública Imelsa, sacudió de lleno al PP y culminó con 24 personas detenidas. Entre ellas: el expresidente de la Diputación y del PP de Valencia, Alfonso Rus; la exconcejala de Cultura, María José Alcón; el exdiputado del PP en las Corts y exsecretario autonómico de Deporte, David Serra; y el exsecretario autonómico de Educación, Máximo Caturla.

Junto a ellos, los agentes de la Guardia Civil también detuvieron al exvicepresidente de la Diputación y exalcalde de Moncada, Juan José Medina; al exjefe de sección de Evaluación y Planificación de la corporación provincial, Salvador Deusa; el exalcalde de Genovés, Emilio Llopis; la secretaria del grupo municipal del PP en el consistorio, María del Carmen García Fuster; y el exgerente de la Fundació Jaume II El Just, Vicente Burgos.

Además, arrestaron a 13 empresarios, a dos arquitectos y a un extrabajador del Ayuntamiento de Valencia –personal de confianza del grupo popular–, según informó el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV). 

“Operación Taula”

En esta operación, bautizada como “Taula”–hay 29 investigados, imputados antes de la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal–, entre ellos, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia Alfonso Novo y el asesor municipal de este partido Luis Salom. Ambos prestarán hoy declaración en el juzgado.

Esta operación, dirigida por el juzgado de instrucción número 18 de Valencia, en coordinación con dos de los tres fiscales Anticorrupción de Valencia, Vicente Torres y Pablo Ponce, contó además con 33 entradas y registros en las tres provincias de la comunidad.

Del total, se practicaron 14 registros en domicilios particulares, entre ellos, el de Rus; y otros 19 en sedes sociales como en la empresa pública de construcción de infraestructuras escolares Ciegsa y fundaciones –la Fundación Jaume II, que en su día estuvo presidida por Vicente Burgos, la sede del equipo de fútbol Club Deportivo Olímpic de Xàtiva, del que Rus fue presidente–, la sede del grupo municipal del PP en Valencia, y la agencia de comunicación Engloba.

En concreto, los agentes acudieron al domicilio de Rus, en Xàtiva, sobre las ocho de la mañana, y permanecieron allí durante más de siete horas. A su salida, Rus fue recibido entre los gritos de “corrupto” y “ladrón” de ciudadanos que se concentraron a las puertas de su inmueble.

El exdirigente popular salió en un vehículo blanco del garaje del edificio en el que reside en la capital setabense ocultando su rostro con un portafolios. Rus fue alcalde de Xàtiva desde 1995 y hasta las elecciones municipales de 2015.

La valenciana es una de las comunidades autónomas en los que se han destapado más tramas, como la del caso “Gürtel”, una red con ramificaciones nacionales que ha puesto en el punto de mira a varios exdirigentes del PP valenciano.

Una nueva trama de corrupción sacude al PP de Valencia con 24 detenidos