Algo más que tres puntos

Neda Gala Solidaria en el pabellón
|

En todos los partidos de fútbol se ponen en juego tres puntos, pero en algunos su valor es realmente mayor. El que enfrenta a Racing y Gimnástica Segoviana esta tarde –18.00 horas, A Malata– es uno de ellos. Situado en la penúltima posición clasificatoria, a cuatro puntos de su rival de hoy, a cinco de la posición que obliga a ganar una eliminatoria para permanecer en la categoría y a ocho de las que lo garantizan directamente, el equipo ferrolano necesita tomar impulso de cara a las once jornadas que quedarán después de este partido. Y sumar hoy los tres que se ponen en juego, evitar que lo haga el rival y acercarse a las posiciones anheladas supondría un buen espaldarazo.
Y es que, al margen de lo estrictamente numérico, en este partido también se pone en juego lo anímico. Una victoria renovaría las esperanzas del cuadro verde de luchar por la permanencia en las once jornadas de liga regular que faltarían. En cambio, una derrota –o incluso un empate– significaría un golpe moral casi definitivo porque, aunque a nivel matemático aún seguiría teniendo opciones, que un rival directo se escape en la tabla clasificatoria supondría que el cuadro verde viese casi como una quimera la salvación.
El Racing se presenta a este partido tras cuatro derrotas consecutivas que han demostrado los serios problemas que tiene para marcar –no ha sido capaz de hacerlo en ninguno– y, por contra, la facilidad con la que los encaja –ha recibido nueve–. Por eso ha trabajado a lo largo de la semana en hacer las cosas más fáciles, en no arriesgar tanto a la hora de sacar la pelota desde atrás y en buscar la portería rival de una manera más directa. De esta manera espera estar más cerca de lograr la victoria que tanto necesita en estos momentos para recuperar opciones.   
Será la manera de intentar darle una alegría a una afición que lleva sufriendo toda esta temporada, porque el Racing es el peor local del grupo 1. Asimismo va a ser la forma de que los seguidores del cuadro verde tengan algún motivo para recuperar su fe en una permanencia en la que apenas creen por lo visto. l

Algo más que tres puntos