La Xunta obligará a bajarse el sueldo a los alcaldes si el pacto estatal fracasa

natalia prieto promete el cargo en presencia del vicepresidente de la xunta, alfonso rueda
|

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, consideró ayer una “buena” medida la planteada por PP y PSOE a nivel estatal de limitar los ingresos de los regidores y adelantó que, de no materializarse a nivel estatal, el Gobierno autonómico la plantearía a nivel gallego este mismo año.

Rueda presidió ayer la toma de posesión de la nueva directora general de Avaliación e Reforma Administrativa, Natalia Prieto, y en declaraciones a los medios de comunicación tras el acto recordó que la Xunta trató con la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) el pasado año la implantación de esta iniciativa, si bien decidió esperar a la propuesta general.

“Desde luego ya lo anuncio, si al final, por las razones que fuera, esto no cristalizara y no hubiera una regulación estatal del sueldo de los alcaldes, nosotros, desde luego, la Xunta, le propondríamos a la Fegamp que se hiciera a nivel gallego este mismo año”, subrayó.

Rueda se refería al pacto en el que trabajan PP y PSOE por el que ningún alcalde cobraría en función de la población y nunca más que un secretario de Estado –67.000 euros al año–, lo que obligaría al alcalde de Ourense a bajarse el sueldo en unos 800 euros, convirtiéndose en el único primer edil de las ciudades gallegas que tendría que hacerlo.

 

racionalización

Uno de los objetivos del Gobierno gallego es racionalizar la administración y mejorar su funcionamiento, tarea a la que contribuirá la directora xeral que ayer prometió su cargo con el plan de racionalización de la administración paralela.

Natalia Prieto, que sustituye a Jaime Bouzada, evaluará la inspección del funcionamiento de los servicios de la Xunta, que supuso hasta ahora un ahorro anual superior a los 20 millones de euros en su primera fase, alrededor de seis se esperan en la segunda, si bien este plan constará de tres fases.

Según el también conselleiro de Presidencia, la finalidad es que “perviva funcionando de forma eficaz lo que debe hacerlo” y que “desaparezca o cambie lo que lo necesite”, con el fin de “que siga subiendo el ahorro por la racionalización de la administración”.

Prieto deberá además seguir implantando el control horario del personal de la Xunta y las nuevas tecnologías en este ámbito, para eliminar progresivamente la utilización del papel en la administración, así como la burocracia “y ganar en agilidad”.

Tras destacar las cualidades de la nueva directora, Rueda dedicó unas cariñosas palabras de despedida para Bouzada, que acometió “innovadores y atrevidos” proyectos.

Preguntado por el incremento de la partida presupuestaria para asesores de Presidencia de la Xunta, el conselleiro respondió que “eso no es así”.

Así, aseveró que lo que ha ocurrido es que se han incorporado al departamento secretarías xerais que antes no dependían de él y que conllevan personal eventual, pero con una disminución de las retribuciones con respecto al año pasado.

Sobre las perspectivas del Gobierno acerca de un crecimiento del empleo este año, Rueda confió en que sea así y afirmó que desde la Xunta trabajan para mantener el diferencial positivo en este campo y “ser de las primeras” autonomías en aprovecharlo. En todo caso y acerca de las previsiones del Gobierno gallego de un incremento del paro en torno a un 21%, el vicepresidente insistió en que este año será “complicado” y “hay que ser realistas”.

La Xunta obligará a bajarse el sueldo a los alcaldes si el pacto estatal fracasa