La residencia universitaria recibe 49 solicitudes para el próximo curso

Residencia Universitaria
|

La residencia universitaria de Ferrol, la única de carácter público de la Universidade da Coruña, ha recibido un total de 49 solicitudes de alojamiento para el próximo curso académico una vez concluido el plazo establecido por la institución académica.
El servicio, puesto en marcha el pasado septiembre gracias al convenio de colaboración firmado entre la propia UDC, el Concello de Ferrol y la Xunta de Galicia, oferta un total de 22 plazas –16 individuales y otras seis en habitaciones dobles–, por lo que habrá que recurrir al proceso de baremación para la adjudicación de las mismas.
Según las previsiones de la propia institución académica, el listado de admitidos se dará a conocer a partir de la segunda quincena del actual mes.
La residencia está ubicada en la calle Sánchez Barcáiztegui, en el edificio que anteriormente albergaba el centro de menores Soutomaior. Además de los dormitorios, dispone de todos los servicios necesarios para una instalación de este tipo destinada a estudiantes universitarios, como pueden ser salas de estudio, de ocio, cocina, comedor, lavandería o conexión a internet.
Los precios de alojamiento oscilan entre los 100 euros mensuales de las habitaciones individuales a los 70 de las dobles –se elevan a 125 y 90 euros respectivamente en el caso de los alumnos con becas del Ministerio con el componente de residencia–, tarifas en las que se incluyen los gastos de calefacción y electricidad.

balance
En su primer curso en funcionamiento, fueron 28 los alumnos que pasaron por la residencia, ya que en algunos casos la estancia se limitó a unos meses.
Ha sido el caso de los estudiantes de la Universidad Diderot de París que han realizado en Ferrol parte del máster internacional que la universidad gala imparte de forma conjunta con la Escuela Politécnica Superior de Esteiro.
Alumnos de los convenios bilaterales, Erasmus y otros procedentes de diferentes puntos de la geografía gallega se convirtieron en el último curso en los primeros inquilinos de la infraestructura. A todos ellos la institución académica les envió una encuesta con el fin de valorar el servicio recibido y, según se informó, los resultados han sido, en general,  muy buenos. La residencia universitaria cerró sus puertas el pasado viernes –el jueves abandonaron el centro los dos últimos estudiantes que quedaban– y las volverá a abrir el próximo 7 de septiembre, un día antes del inicio del nuevo curso académico.

interés
Desde el pasado mes de mayo la UDC ha recibido muchas llamadas solicitando información sobre el alojamiento estudiantil, una infraestructura que el campus de Ferrol venía reclamando desde hacía muchos años para atender a las necesidades de la comunidad universitaria y conseguir al mismo tiempo reclutar mayor número de alumnos.
Junto a esta posibilidad, y gracias a la colaboración entre el Concello y el Vicerrectorado de Ferrol, las personas que estudien en el campus local tienen también la posibilidad de optar por el programa de alojamiento intergeneracional Comparte, en el que jóvenes estudiantes pueden compartir vivienda con personas mayores que vivan solas.
El proyecto ya ha recibido las primeras solicitudes para el próximo curso –la inscripción está abierta de forma permanente– y todas las personas interesadas en el mismo pueden recabar información tanto en el consistorio local como en la propia institución académica herculina, a través del Servizo de Estudantes de la UDC.

La residencia universitaria recibe 49 solicitudes para el próximo curso