El Somozas estrena 2015 a lo grande

Sporting B - Ferrol. (© Jorge Peteiro). Gijón, 04/01/2015.
|

Por muchas cosas fue importante la victoria que el Somozas consiguió ayer sobre el filial del Sporting. Fue la primera que logra a domicilio en lo que va de competición, pone punto final a una racha de cinco jornadas sin ganar –no lo hacía desde que derrotó al Atlético Astorga a mediados de noviembre– y, además, lo saca de los puestos de descenso directo en los que estaba desde la quinta jornada. En Mareo, el cuadro somocense sacó provecho de una efectividad casi total en ataque, lo que le hizo todo más sencillo. Aun así, en el último tramo del duelo el Sporting B apretó el acelerador y a punto estuvo de dar un susto al cuadro visitante.
El equipo local, a pesar de las bajas con las que se presentó al choque, dominó completamente durante el primer cuarto de hora de partido, presionando en campo rival y con más posesión. Así, ya a los tres minutos estuvo cerca de adelantarse en el marcador con un remate de Mendi que el debutante Marc Martínez salvó de forma providencial. De todas maneras, los de casa eran los que creaban más peligro, frente a un Somozas que estaba agazapado en defensa, tratando de sorprende al rival a través de balones largos hacia Jordi Martì, fórmula a través de la cual el cuadro visitante se adelantó en el marcador cuando un centro de Héber Pena fue rematado por el ariete catalán, aprovechándose de la mala salida del cancerbero local.
Fue un duro palo para el filial, mayor al poco tiempo cuando, tras el rechace de una falta lateral, el balón lo recogió Fiuza, que entró en el área conduciendo la pelota ante la pasividad de la defensa sportinguista para batir con un tiro flojo y raso al portero local, poniendo mucha tierra de por medio en el encuentro. De hecho, los últimos minutos de la primera mitad fueron controlados por el cuadro somocense, con un Sporting B aturdido, que aún pudo recibir mayor castigo si Héber Pena, tras otra mala salida del portero local, hubiera finalizado un buen centro que le llegó desde la izquierda.

RIESGO
En vista de la situación del encuentro, el técnico local se la jugó metiendo a otro delantero en acción. El cambio dio buenos resultados, porque el equipo salió con más brío y decisión. De hecho, en menos de diez minutos dispuso de dos ocasiones muy claras en la figura de Álex García –primero al cabecear un centro de Guillermo y después tras una dejada de Mendi–. Pero, después de que el Somozas pudiese resolver con un disparo fallido de Pablo Antas, a la tercera fue la vencida y, antes de que se llegase al primer cuarto de hora de esta segunda mitad, una internada por la derecha del lateral Benito finalizó con un centro al segundo palo para que Álex, en boca de gol, acortase diferencias en el marcador.
El partido se volvió más emocionante, con un Sporting B que volvía a creer en sus posibilidades, pero los espacios que dejaba hacía que los visitantes diesen sensación de peligro en las contras. Además, al poco de entrar al terreno de juego, el juvenil Pelayo cometió un penalti que Luis Ángel transformó para establecer un marcador que parecía insalvable. Aun así los locales, con más intención que ideas, insistieron hasta establecer el 2-3 tras una falta lateral. Incluso pudieron culminar la remontada y salvar un valioso punto, pero el Somozas supo “dormir” y manejar bien el choque para llevarse tres puntos valiosísimos.

El Somozas estrena 2015 a lo grande