El corte de chapa de los AOR australianos tendrá lugar en junio, según el comité laboral

Javier Galán, presidente del comité, en primer término, ayer durante su intervención ante la plantilla | daniel alexandre
|

El comité de empresa de Navantia Ferrol prevé que las tareas del corte de chapa de los nuevos buques que la factoría local construirá para la Armada australiano darán comienzo el próximo 15 de junio, según avanzó ayer el presidente del organismo laboral.

En el marco de una asamblea de trabajadores que dio comienzo ayer a las diez de la mañana ante las puertas de la factoría en la avenida Mac Mahón, Javier Galán, que insistió en reivindicar la aplicación del tercer convenio colectivo de la compañía –el cuarto ha sido anulado por el Tribunal Supremo– se pronunció también sobre el retraso en la botadura del buque de acción marítima (BAM) para la Armada Española, prevista inicialmente para la jornada de hoy. Los sindicatos, aseguró el dirigente, carecen de “notificación oficial” sobre los motivos del aplazamiento, incidió.

En declaraciones recogidas por EFE, Galán apunto que desconoce si esta circunstancia, determinada por la decisión de impedir el traslado de un bloque de las superestructura del barco, lo que también ha afectado al “palo que lleva encima”, puntualizó, hace inviable cumplir con la fecha prevista inicialmente.
Son sin embargo las expectativas que los sindicatos han puesto en el proceso constructivo de los AOR australianos las que más contribuyen a aclarar el futuro tanto de la plantilla principal como de la de las auxiliares. Galán situó en mediados del mes próximo las primeras actividades, aunque recordó que no será hasta el inicio del próximo año cuando los nuevos contratos contribuyan a una mejoría en el nivel de ocupación.

Precisamente en este sentido, el comité de empresa tiene fundadas esperanzas de que el nombramiento de Esteban García Vilasánchez como nuevo presidente del grupo naval garantice la reorganización del trabajo, estancada durante la presidencia de José Manuel Revuelta. Así, Galán comunicó a la plantilla que se mantendrá la “presión” tanto en lo que respecta a la aplicación del convenio colectivo vigente como en la incorporación al mismo de los técnicos superiores de la compañía.


“No queremos dejar de presionar, independientemente de que hubiera cambios significativos”, en referencia a la llegada de Esteban García, porque “no ha cambiado absolutamente nada”, puntualizó.
Sin embargo, los representantes sindicales han ofrecido un plus de confianza al nuevo presidente del grupo, que ha trasladado al comité en hacer llegar en los próximos días su propuesta de una “nueva organización que tiene en mente”.

Según Javier Galán, Esteban García habría augurado que “íbamos a coincidir en bastantes cuestiones” en un plan de trabajo que tendría una duración de cinco años y que supondría además la incorporación de jóvenes a la plantilla –una cuestión ampliamente demandada desde el plano sindical dado el progresivo envejecimiento de la actual– y que ofrecería garantías de mantener la actividad en todos los centros fabriles de Navantia.
En cualquier caso, Galán matizó que todos estos indicadores solo eran conocidos “de oídas” y reconoció la inexistencia de cualquier comunicación oficial.
“Suponemos”, dijo, “que será a primeros del mes que viene que empezaremos con la negociación del plan”, al tiempo que advirtió a la presidencia de la compañía de que lo que urge es que se aplique el tercer convenio colectivo y que las promesas carecen de valor.

Cabe recordar que el cuatro documento sindical fue anulado por el Tribunal Supremo a instancias de una denuncia de Ferrol.

 

El corte de chapa de los AOR australianos tendrá lugar en junio, según el comité laboral