El Racing da el paso decisivo para meterse en la Copa

Armental intenta cortar el despeje de Alberto García | atlántico diario
|

La clasificación para la próxima edición de la Copa del Rey ya es casi una realidad para el Racing. La victoria conseguida ayer en el feudo del Coruxo, un rival directo por el mismo objetivo, le permite seguir en una de las cinco posiciones que en cada grupo de la categoría de bronce clasifican para el torneo del KO. Ahora, en las dos jornadas que quedan para el final de la liga regular, el cuadro verde espera confirmarlo para que la temporada sea, por lo menos, algo más fructífera.

Ambos equipos rivalizaron en empuje durante los primeros 45 minutos, en los que tanto el Coruxo como el Racing llegaron con relativa facilidad a las porterías contrarias, aunque sin llegar a crear ocasiones demasiado claras. Eso sí, tanta igualdad se vio en el primer acto que ambos equipos empataron en cuanto a tiros a los palos, ya que primero el racinguista Pablo Rey y después Camochu se toparon con el poste en sus intentos.

Sin solución
Toda la acción que le faltó a la primera parte la tuvo la segunda. En ella hubo llegadas a las dos porterías, intensidad a la hora de disputar la pelota, mordiente al atacar... Y cuando el Racing tuvo la oportunidad de acercarse a la meta rival, acertó a ponerse por delante. Fue tras una falta sobre Mendi en la frontal del área que, botada de manera magistral por Dani Benítez, se convirtió en el tanto que inauguró el marcador y que, además, acercaba al equipo ferrolano a la Copa del Rey.

El tanto hizo que el partido se abriese, tanto por los cambios introducidos por los dos equipos –sobre todo por el Coruxo– como por la necesidad que tenía el equipo vigués de marcar para recuperar opciones de puntuar. Pero esos riesgos también se tradujeron en espacios que el cuadro verde aprovechó para poner en apuros a la escuadra local. En uno de ellos, incluso, el córner con el que se resolvió una acción racinguista de ataque fue remachado por Joselu en el segundo tanto racinguista.

Esta ventaja en el marcador parecía indicar que el Racing iba a tener un final de partido más o menos plácido. Sin embargo, los despistes defensivos que cometió y el empuje del Coruxo le permitieron generar algunas ocasiones. Pero ninguna de ellas se convirtió en gol y por eso el partido terminó con una victoria racinguista casi definitiva.

El Racing da el paso decisivo para meterse en la Copa