El Racing pone a prueba su ambición

Racing Club Ferrol-Club Deportivo Lealtad 14ª jornada, Segunda División B, grupo 1, de fútbol A Malata Daniel Alexandre (22-11-2015) TEXTO: Borja Domínguez y Joselu persiguen a un rival que conduce la pelota
|

 

Asentado en el liderato en solitario desde la séptima jornada del campeonato, y cada vez con una renta más amplia, para el Racing cada encuentro pone a prueba su ambición. Los siete puntos que le lleva a su más inmediato perseguidos le concede un “colchón” que pretende mantener o, incluso, aumentar. Así que en el partido que lo enfrenta al Celta B esta tarde –18.00 horas, A Malata– espera sumar los tres puntos para alcanzar los 39 a falta de dos jornadas para llegar a un parón navideño que, en caso de imponerse en este choque, alcanzaría en lo más alto de la clasificación. 
El Celta B será el tercer filial al que el Racing se vaya a enfrentar esta temporada. Igual que el partido contra el Sporting B fue más o menos cómodo, el compromiso frente a la segunda escuadra del Valladolid ya le confirmó al cuadro verde lo que son capaces de hacer este tipo de grupos, que están formadas por jugadores de gran talento, facilidad para combinar y dinamismo a la hora de asociarse. Así que el cuadro verde pretende evitar que el olívico se haga con la pelota. Va a ser de esta manera como evitará que el Celta B pueda generar el peligro que son capaces de crear sus jugadores, sobre todo a partir del centro del campo.

fortín
El partido, además, es una nueva ocasión para que el cuadro verde muestre su potencial cuando juega en A Malata. El Racing es uno de los cuatro de la categoría –los otros son el Lealtad, la Cultural Leonesa y el Cacereño– que no conoce la derrota ejerciendo de local. Por contra, el Celta B es uno de los cuatro –los otros son el Compostela, el Valladolid B y el Cacereño– que todavía no ha estrenado su cuenta de triunfos ligueros. Pero, aunque la estadísticas digan que el grupo verde es favorito para anotarse la victoria, en realidad la plantilla sabe que tendrá que rendir a un buen nivel en cuanto a intensidad e implicación para poder ganar.  
La buena dinámica de resultados por la que atraviesa el cuadro verde lo ha metido en una espiral de buen ambiente que le permite encarar cada partido desde una posición ventajosa. Así, el trabajo diario que se realiza y la competitividad que muestra la plantilla –tanto los que juegan más minutos como los que lo hacen un poco menos– hace que la escuadra de la ciudad naval raya a un nivel óptimo. Precisamente, la cantidad de alternativas que tiene la escuadra ferrolana hace que para el partido de esta tarde se pueda producir alguna novedad en el once inicial. Además, el hecho de que algunos jugadores de la plantilla estén apercibidos de sanción –es el caso de Maceira, Borja Domínguez o Peláez– puede llevar al técnico a concederles descanso para que estén en plenas condiciones en partidos de más renombre, como es el que lo va enfrentar dentro de dos semanas al Racing de Santander en el campo de El Sardinero.
Sea como fuera, el cuadro verde espera dar su mejor versión para, de esta manera, enlazar un nuevo triunfo, que eleve a quince el número de jornadas que lleva sin perder y le permita mantener –o incluso aumentar– la ventaja que tiene en lo más alto de la clasificación de la categoría.

El Racing pone a prueba su ambición