Siemens Gamesa excluye las causas económicas para justificar el cierre

Imagen de una movilización en As Somozas la semana pasada | jorge meis
|

La primera reunión entre representantes de los trabajadores y de la dirección de Siemens Gamesa que se celebró ayer en Madrid para abrir el proceso con el que la multinacional quiere liquidar las plantas de fabricación de palas de As Somozas y de Cuenca se saldó con la constatación de que no existe ninguna causa económica que justifique esta medida, que amenaza con destruir 215 empleos directos en la comarca. 

El encuentro sirvió, tal y como estaba previsto, para constituir la mesa de negociación y para concretar un calendario en el que ya se han cerrado cuatro fechas, la del próximo miércoles y las de los días 3, 10 y 18 de febrero. En ellas, a diferencia de la de ayer, las partes ya entrarán en materia. Los representantes de la firma aprovecharon para entregar toda la documentación en la que basan su intención de aplicar un despido colectivo y, en consecuencia, clausurar la fábrica de componentes eólicos, la más importante de Galicia, con un cuarto de siglo de antigüedad. 

En la reunión, de carácter formal más que de fondo, la parte social insistió en que no aceptarán otra propuesta que no sea la retirada del expediente de regulación de empleo. “Ese é o noso punto de partida”, advirtió ayer Sergio López, presidente del comité de empresa de As Somozas. López, que formará parte, junto con otras doce personas, de la mesa de negociación –a la que podrán sumarse los asesores que quieran designar ambas partes–, reiteró los argumentos que vienen trasladando los trabajadores tanto en clave interna como públicamente sobre el “despropósito” que supone querer cerrar una planta que se dedica al sector de las renovables en un momento en el que se abren expectativas en el marco de la transición energética. 

“Planta viable” 
A la espera de analizar toda la documentación facilitada ayer por los representantes de Siemens Gamesa, “o que si sabemos”, recordó el presidente del comité, “é que as causas que alegan para propoñer o peche son organizativas e produtivas, en ningún caso económicas”, un planteamiento que reafirma a la parte social en su idea de que esta medida es un “proceso de deslocalización puro e duro, de libro”, dijo, en referencia a que la empresa ha decidido construir en Portugal una planta con capacidad para fabricar palas más grandes, que son las que tienen a día de hoy una mayor demanda en el mercado global.

López subrayó que con el impulso a las renovables, particularmente a la tecnología eólica, la planta somocense es “perfectamente viable” si se acometen las inversiones necesarias –reclamadas desde hace tiempo por el comité– y recuerda, además, que en este proceso la empresa tendría el apoyo de todas las administraciones, “como xa se lles ofreceu en múltiples ocasións ao longo dos últimos meses”.

Siemens Gamesa excluye las causas económicas para justificar el cierre