Un ambiente como los de hace años

|

Hacía mucho que A Malata no registraba un ambiente como el que ayer vivió con motivo del primer partido de la serie por el ascenso a Primera que enfrentó a O Parrulo con el Elche. “Se ve que en Ferrol gusta el fútbol sala, porque el ambiente que ha habido es espectacular”, explicó el capitán Jacobo al término del partido. “Yo llevo diez años en este club y, salvo en el partido de Copa contra el ElPozo Murcia, nunca lo había visto así. Además, esta vez la gente estaba animada”, añadió.

No solo por los alrededor de tres mil aficionados que se dieron cita en el recinto de la ciudad naval –entre ellos estuvo el presidente de la Liga Nacional de Fútbol Sala, Javier Lozanok, o el máximo dirigente de la Federación Gallega de Fútbol, Rafael Louzán–. También porque no dieron de cantar en ningún momento para darle fuerzas a un equipo que, por momentos, soñó con darle continuidad al auténtico milagro en que está convirtiendo la presente temporada.

“Creer es poder. Volveremos”, “Ferrol es de Primera” o “Detenerse nunca, avanzar siempre, detenerse jamás”, rezaban alguna de las pancartas que ayer había en las gradas de A Malata. Un apoyo que se reflejó en una afición puesta en pie para animar a su equipo en los últimos segundos a pesar de la derrota ante el Elche.

Un ambiente como los de hace años