La Xunta afronta la limpieza de los archivos judiciales de Ferrol a raíz de una denuncia de CCOO

Archivos del Juzgado de Ferrol
|

La Dirección Xeral de Xustiza procederá en próximas fechas a la ordenación y limpieza de los archivos de piezas de convicción del edificio judicial de Ferrol, respondiendo a una solicitud realizada por la organización sindical CCOO.  Así se le ha comunicadoel director xeral del citado departamento de la Xunta, Juan José Martín Álvarez, al juez decano de Ferrol, Carlos Suárez-Mira, en un escrito en el que le indica que los funcionarios a los que corresponden las funciones de los archivos de los juzgados de Instrucción y de lo Penal deberán estar presentes durante la labor de ordenación de las piezas de convicción, con el fin de auxiliar a la empresa que acometerá los trabajos de limpieza y colocación de dichos objetos afectos a expedientes judiciales. En concreto, los funcionarios judiciales tendrán que indicarles el lugar que deben ocupar las piezas, la identificación del órgano judicial de pertenencia y demás instrucciones precisas para su adecuada ordenación.
Esta intervención de la Xunta es consecuencia, como reconoce el propio organismo autónomico, de la denuncia presentada por CCOO el pasado 30 de marzo ante la Inspección de Trabajo por la caótica situación de los archivos judiciales de Ferrol, por posible infracción de la normativa de prevención de riesgos laborales, de la que este periódico se hizo eco al día siguiente.
Las condiciones de trabajo en la mayoría de los espacios destinados a archivo, que están situados en los sótanos de los juzgados, son realmente penosas, tanto por la estrechez y escasa altura de algunos de los locales, como por la falta de limpieza y el consiguiente mal olor.
Escombro y polvo acumulados de años, arañas e insectos de todo tipo por las esquinas y trampas para ratones es lo que se percibe al entrar en la mayoría de los archivos, en los que el hedor es casi insoportable.
En uno de los habitáculos que los funcionarios denominan la “cueva” hay que entrar casi de rodillas para no tropezar con la cabeza en las vigas. Allí se encuentran acumuladas centenares de piezas de convicción de los juzgados. En cajas rotas y estanterías se pueden ver hachas, cuchillos, patas de cabra, hierros y diferentes objetos punzantes que representan un serio peligro para  quien tenga que buscar algo en ese espacio.
El problema se agrava porque cada año hay más procedimientos y piezas de convicción de dudosa procedencia y generalmente en mal estado, que se van acumulando y convierten en una peligrosa chatarrería los archivos judiciales.

La Xunta afronta la limpieza de los archivos judiciales de Ferrol a raíz de una denuncia de CCOO