Las defunciones casi triplican en la ciudad naval el número de nacimientos

Gente centro de Ferrol
|

Los datos poblacionales de la ciudad naval no son buenos. Cada informe que publica el Instituto Galego de Estatística arroja información sobre un envejecimiento poblacional que es evidente y sobre una sangría poblacional que, por el momento, no se ha podido paliar.

Aunque los últimos datos del padrón municipal fijan la población en 66.065 habitantes, las estimaciones publicadas por el Instituto Galego de Estatística (IGE) avanzan ya un nuevo descenso, al indicar que la ciudad de Ferrol cuenta con 65.613 vecinos, 567 menos que durante el ejercicio anterior y ya por debajo de los 66.000 que era hasta ahora la barrera a cruzar.

La última información vinculada con la población que dio a conocer el IGE este mismo viernes tampoco es positiva en cuanto a nacimientos en la ciudad naval en los último años, con un descenso continuado y paulatino que arrojan un saldo vegetativo negativo por encima de las 600 personas –638, concretamente, en el último año que se recoge, es decir, 2018–.

De hecho, el número de nacimientos de la última contabilización contemplada es solo de 338 personas, la cifra más baja de los datos que se tienen contabilizados. De estos, la mayoría son hombres, 170, aunque muy similar a la cifra de mujeres, 168.

Solamente cinco años de los ultimos cuarenta nacieron más mujeres que hombres y esa circunstancia no se da desde 2003.

Sin embargo, de la población referencial de 65.613 habitantes para 2019, continúan siendo mayoría las mujeres en la ciudad con respecto a los hombres, 34.845 frente a 30.768.     

Fallecimientos
El número de muertes también es el más alto de los últimos cuarenta años, contabilizándose 976 fallecimientos en el año 2018, 75 más que en el anterior.

Solo en un año desde 1975 se produjeron tantas defunciones como las del último año que recoge el IGE. Se trata de 1996, cuando los fallecimientos alcanzaron exactamente la misma cifra que en 2018. Eso sí, mientras que en el 96 fallecieron 529 hombres frente a 447 mujeres, en 2018 la cifra se invierte y son más las mujeres que perdieron la vida en el último año, 504 frente a 472 varones fallecidos en 2018.

Con estos datos de población nada positivos, no es de extrañar que el saldo vegetativo sea negativo, como lo es, por otra parte, progresivamente desde el año 86. La mayor diferencia entre el número de muertes y nacimientos se recoge en 2018 –últimos datos– con un saldo vegetativo negativo de 638. En las últimas décadas han ido superando las muertes a los nacimientos con el discurrir de los años y si en 2012   el saldo vegetativo fue de -434, la primera vez que superó los 400, ahora es ya de -638.

El número de matrimonios también desciende cada año desde 1976, cuando se casaron en Ferrol 817 personas. 

Ahora, esa cifra se ha rebajado hasta 207 y solo en el año 2013 hubo menos casamientos, 193, la cifra más baja de los últimos cuarenta años.

En el último año han oficializado su relación con el matrimonio 34 personas menos que en el anterior y la mitad de los que lo hicieron en el año 92.

Las defunciones casi triplican en la ciudad naval el número de nacimientos