EU y BNG denuncian saturaciones hospitalarias y centros vacíos

|

Las plantas cerradas en el hospital naval de Ferrol y el paulatino abandono del Novoa Santos contrastan con el colapso al que se ve sometido a diario el Arquitecto Marcide, con unas Urgencias saturadas y largos días de espera para acceder a una cama.
Desde el grupo municipal de Esquerda Unida se denuncia esta situación, así como el abandono del Novoa Santos, del que señalan que “despois de invertir varios millóns de euros para acondicionalo como centro hospitalario de referencia pretenden adicalo a futuros usos universitarios para un fantasmal campus de saúde”, apuntan desde la formación.
Frente a este “progresivo abandono e desmantelamento da sanidade pública” se produce, apunta EU, una continua derivación de pacientes hacia la sanidad privada, como es el caso del hospital Juan Cardona, dándosele al paciente la opción para el traslado de su expediente e historia clínica para, por ejemplo, ser operado con unos costes de los que se hace cargo el sistema público.  El grupo municipal de Esquerda Unida señala, incluso, que se dan casos de traslados de historias clínicas de pacientes que están en listas de espera sin consentimiento previo, lo que incumpliría la ley orgánica de protección de datos.
También el BNG se ha hecho eco de la saturación del servicio de Urgencias, que desde el Sergas se achaca a los altos brotes de gripe. Desde la formación nacionalista se considera injustificable la saturación del servicio y se señala a los “recortes de medios humanos para atender os doentes” como la causa de la aglomeración de pacientes en salas a la espera de ser ingresados. Desde el BNG se valora el trabajo de los profesionales de la sanidad “que están a salvar a situación” y responsabiliza a las políticas del Partido Popular “coa redución do 6% do persoal, a rebaixa do orzamento do 12% e o peche de 300 camas en Galiza” de la situación que se está padeciendo en la sanidad pública.
Apuntan que la situación mejoraría con la apertura de las plantas cerradas del Naval.

EU y BNG denuncian saturaciones hospitalarias y centros vacíos