Unas 200 personas secundaron ayer la movilización para urgir mejoras en el mercado de Caranza

Concentración Mercado de Caranza
|

El presidente de la Asociación de Vendedores del Mercado de Caranza, Carlos Basoa, calificó ayer de “muy positiva” la respuesta ciudadana a la movilización convocada por seis entidades del barrio –la segunda en las últimas semanas– urgiendo mejoras en el mercado municipal. Pasadas las doce del mediodía, cerca de doscientas personas se reunieron en las inmediaciones del recinto para realizar un recorrido reivindicativo por la avenida Castelao –cortando temporalmente al tráfico uno de los carriles de circulación– para, posteriormente, presenciar la lectura de un escrito de protesta que se encargó de dar a conocer el propio Basoa. Durante el tiempo que se prolongó la protesta los pocos puestos que continúan operativos en las instalaciones permanecieron cerrados.
“Salvemos el mercado de Caranza” fue el lema elegido para la pancarta que portaban representantes de las entidades del barrio. Basoa denunció nuevamente la falta de respuesta del alcalde, José Manuel Rey, a la petición de una entrevista que el colectivo solicitó hace un mes. Además, arremetió contra el edil de Mercados, José Polo, al que acusan de no preocuparse por solventar la situación.
“Vendrán las elecciones y nos prometerán lo de siempre”, aseguró el presidente de la Asociación de Vendedores del Mercado de Caranza, que incidió en que los afectados están ya “cansados de tantas promesas y mentiras”.
Los organizadores destacaron la afluencia de vecinos en la convocatoria de ayer –entre los que se encontraban representantes de  grupos políticos como el PSOE– y anunciaron que las protestas continuarán mientras no se solucionen los problemas que presenta el edificio. Tanto es así que, según avanzó Basoa, “no descartamos ir a protestar al Concello”, aunque las próximas acciones reivindicativas se concretarán en una reunión que las entidades del barrio convocaron para el próximo miércoles.
“Queremos que nos reciban en el Concello y que nos digan qué es lo que quieren hacer con el mercado”, subrayó Basoa, que a las deficiencias que el mercado presenta en el interior –goteras, suelo en mal estado, humedades, etc.– sumó las del aparcamiento “habilitado” en la parte trasera de la construcción, donde, según denunció el representante de los operadores, “no se puede ni aparcar ni descargar”.

Unas 200 personas secundaron ayer la movilización para urgir mejoras en el mercado de Caranza