Masol asegura que su trabajo se centra en abrir mercado para la planta de biodiésel de Caneliñas

|

Los responsables de la empresa Masol Iberia Biofuel, filial del grupo indonesio Musim Mas que el mes pasado se hizo cargo de las plantas de biodiésel de Ferrol y Castellón, construidas por la filial de Isolux Infinita Renovables, anunciaron el pasado viernes en una visita al Puerto de Castellón que las instalaciones estarán a pleno rendimiento en el segundo semestre.
La castellonense es la planta de mayor capacidad instalada del Estado, 600.000 toneladas –exactamente el doble de la de Ferrol–, las mismas que tendrá que producir a partir del próximo día 5, fecha en la que entra en vigor la orden de asignación de cuotas de biodiésel para el cumplimiento de los objetivos mínimos de biocarburantes.
Como se recordará, la planta de Caneliñas recibió la máxima asignación posible –300.000 Tm.–, si bien en la reunión que representantes de Masol Iberia mantuvieron con el comité de empresa ese mismo día le reiteraron que continúan haciendo las gestiones precisas para conseguir mercado en el noroeste peninsular, un negocio que sí tienen consolidado para las instalaciones de Castellón.
En estos momentos, esta planta continúa avanzando en su puesta a punto y, de hecho, tal y como adelantó este periódico el 26 de marzo, doce empleados de la fábrica de Ferrol se desplazaron ese mismo día para participar en estas tareas que se prolongarán, en principio, durante dos meses.

Masol asegura que su trabajo se centra en abrir mercado para la planta de biodiésel de Caneliñas