Ferrol tiene una tasa de paro del 28%, la más alta entre las ciudades gallegas

parte de una pintada en la muralla del astillero ferrolano en la que se demanda ocupación para el sector jorge meis
|

Los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) han elevado la tasa de paro en España al 26%, una cifra que representa un récord histórico para el país y que lo sitúa en el primer puesto mundial de esta dramática estadística. La ciudad de Ferrol supera en dos puntos la media nacional y llega al 28%, muy por encima del resto de las urbes gallegas.

La población activa es solo del 52%, siete puntos por debajo de la media nacional

El dato se agrava al ponerlo en relación con la tasa de actividad de la ciudad naval. En Ferrol solo es activa –es decir, trabaja o bien quiere hacerlo– el 52,53% de la población mayor de 16 años –en términos reales, 32.100 personas de 61.900–. El resto, más de un 48%, son jubilados o prejubilados, estudiantes, personas que cobran pensiones de incapacidad o de otro tipo o que se ocupan de las tareas del hogar.

 

comparativa

Así, Ferrol tiene la tasa de actividad más baja entre las ciudades gallegas y la más alta de paro. Con respecto a la primera cifra, frente al 52,53% de la ciudad naval están el 60,72% de A Coruña; el 59,03% de Pontevedra; el 62,83% de Lugo; el 56% de Ourense; el 60,35% de Vigo, y el 63,49% de Santiago. En el conjunto de Galicia, la tasa de actividad es del 55,2% y en la provincia de A Coruña, del 58,3%.

En cuanto a la tasa de desempleo, mientras que en Ferrol se eleva al 28,34%, en A Coruña es del 17,9%; en Pontevedra, del 20,3%; en Lugo, del 18,2%; en Ourense, del 19%; en Vigo, del 22% y en Santiago, del 20,4%. Son datos, todos ellos, correspondientes al cierre del pasado año 2012, disponibles en la página web del Instituto Galego de Estatística. En Galicia, la tasa de paro es del 21,3% y en la provincia coruñesa, del 20,1%.

 

evolución

Tampoco se extrae ninguna conclusión alentadora del análisis de la evolución en los últimos años. En el primer trimestre de 2009, al inicio de la crisis, Ferrol tenía ya la tasa de actividad más baja entre las siete ciudades, del 51% –la siguiente por la cola era la de Ourense, del 55%–, y la tasa de paro, del 13,5% estaba entre las más altas, aunque era superada por Vigo (15,6%) y se colocaba a la par de Pontevedra (13,6%). En los últimos tres años, Ferrol ha más que duplicado ese porcentaje, hasta el actual 28%, lo que le confiere, también, la peor evolución de las siete urbes gallegas.

En cuanto a la tasa de ocupación, es decir la población mayor de 16 años que tiene empleo, la de Ferrol está también, consecuencia de todo lo anterior, a la cola de las siete ciudades. Así, este dato se sitúa en el 37,1%, diez puntos por debajo del 47% que se registra en Vigo y Pontevedra; a ocho del 45% de Ourense y a mayor distancia del 49, 50 y 51% que corresponden a A Coruña, Santiago y Lugo. La tasa de ocupación de Ferrol se situaba en 2009 en el 44,1%. También entonces era la más baja entre las ciudades gallegas.

Todas estas cifras explican la decisión de la Xunta de poner en marcha en 2007 el Plan Ferrol, cuyo objetivo era que las tres comarcas alcanzasen el nivel económico del resto de Galicia. Dicho programa, como se sabe, incluye ayudas a los proyectos generadores de empleo tanto por parte de la administración gallega como del Ministerio de Industria, que realiza una convocatoria de reindustrialización específica para la zona. Además, el plan contempla la potenciación de sectores diferentes al naval y el impulso de infraestructuras como el tren al puerto exterior que se consideraban claves para el desarrollo. No obstante, la realidad es que la brecha, con respecto a otras zonas de la comunidad, se ha ensanchado todavía más. Según el análisis que realizan los responsables de dicho programa, la situación sería peor de no haberse aplicado.

Ferrol tiene una tasa de paro del 28%, la más alta entre las ciudades gallegas