Necesidad de cortar la racha

Diario de Ferrol-2020-02-09-062-267db102
|

Cada vez es más profunda la espiral negativa en la que está metido el Racing, que acumula siete partidos sin ganar y 641 minutos sin marcar. Por eso ha pasado de ser séptimo, a tres puntos de la zona que clasifica para la fase de ascenso a Segunda y seis de ventaja sobre la que conlleva peligro de perder la categoría, a figurar en la decimocuarta posición, con los cuatro primeros puestos a diez puntos y solo uno de margen sobre los cinco últimos. Inmerso en esta mala diámica, el equipo ferrolano es consciente de que solo una victoria le permitirá empezar a salir de ella y la ocasión se le presenta en el partido que lo va a enfrentar al Sporting B esta mañana –11.30 horas, Mareo 1–.

El buen nivel al que rayó frente al Internacional en su último encuentro permite al Racing encarar con más optimismo el de hoy. Entonces dejó atrás el aspecto mortecino que mostró en encuentros como frente al San Sebastián de los Reyes y el Coruxo y se mostró como un equipo con vida, con ganas de hacer las cosas bien y salir de la mala racha en la que está. Así, desde este punto de partido, su intención es la de tener el acierto que le permita perforar la portería contraria –la semana pasada, por ejemplo, generó ocasiones para ello– y llevarse una victoria que le haga tomar algo de aire.

Ideas
La fórmula para alcanzar una victoria le quedó clara al Racing tras el partido que se disputó hace siete días. Entonces comprobó que la solidez defensiva es fundamental en una categoría en la que dejar a cero la portería propia significa puntuar. Es algo que el conjunto de la ciudad naval no consigue desde que empató en su visita al Pontevedra y, a partir de lo cual, espera aprovechar alguna de las ocasiones de las que disponga para marcar el tanto que le de los tres puntos a su casiller y le haga salir de la mala racha en la que está.

Enfrente estará el primero de los siete filiales a los que el cuadro verde se enfrentará a lo largo de la segunda vuelta del campeonato liguero. En este caso, además, lo hará frente a un rival que se siente muy seguro cuando juega en casa, donde pueda echar mano de la velocidad y ritmo que distingue a sus jugadores, armas que el Racing tendrá que frenar.

Necesidad de cortar la racha