La “Álvaro de Bazán” regresará a Ferrol el día 31, tras casi seis meses de despliegue en el Índico

F 101 Alvaro de Bazan saliendo de Arsenal
|

La fragata “Álvaro de Bazán” entrará en la ría de Ferrol el último día de marzo, culminando con su amarre en el Arsenal un despliegue de casi seis meses en aguas del Índico, donde la Segunda Agrupación Naval Permanente de la OTAN –SNMG-2– está desarrollando la segunda fase de la operación “Ocean Shield” contra la piratería.
Antes, en concreto el próximo miércoles y en el puerto africano en el que se suelen realizar estos actos, Djibouti, tendrá lugar el relevo con la unidad más moderna con la que cuenta la Armada española, la “Cristóbal Colón” –F-105–, que se encuentra en el Mediterráneo oriental navegando hacia la zona de operaciones.
La F-101 zarpó de Ferrol el pasado 4 de octubre y, tránsitos al margen, asumió, como lo hizo su predecesora, la “Blas de Lezo”, en junio, el mando de esta escuadra naval de la OTAN. Tras unas semanas liderando las unidades aliadas en la operación “Active Endeavour”, de control del tráfico marítimo y lucha contra el terrorismo en el Mediterráneo, en diciembre atravesó el Canal de Suez en demanda del golfo de Adén.
Por este “corredor marítimo” transita alrededor del 20% del comercio mundial, de ahí que, en primer lugar la Unión Europea –a través de la operación “Atalanta”– y, posteriormente, la OTAN y otras Marinas no adscritas al Tratado hayan enviado unidades para proteger no solo los intereses de su flota mercante, sino también los buques del Programa Mundial de Alimentos, objetivos también de los ataques de los piratas somalíes.
Desde que se consolidó la presencia militar en la zona y muchos barcos mercantes introdujeron seguridad privada a bordo se ha producido un descenso drástico de la actividad de estos grupos organizados. De hecho, a lo largo del año pasado no se consumó ningún secuestro y se puso fin a dos, en los que, como se recordará, participó la fragata “Méndez Núñez” –F-104– en el mes de marzo pasado.
En principio, la operación “Atalanta” no se prolongará más allá de diciembre, aunque podría prorrogarse, como ya se hizo en otras ocasiones. n

La “Álvaro de Bazán” regresará a Ferrol el día 31, tras casi seis meses de despliegue en el Índico