El ascenso debe esperar

Baloncesto silla de ruedas Basketmi contra Barcelona
|

 Tal y como esperaba, el Abeconsa Basketmi se encontró en el Cludemi Almería a un potente rival, uno de los mejores ante los cuales se ha enfrentado esta temporada, y que apenas le dio opciones en el partido de semifinales que ambos dirimieron en la final a cuatro de la fase de ascenso a División de Honor. Los departamentales perdieron sus opciones de dar el salto de categoría en un duelo en el que siempre fueron por detrás en el marcador y en el que, a pesar de todos sus esfuerzos, no fueron capaces de contener a un rival mucho más sólido en todas las facetas del juego.
De hecho, ya en el período inicial, el Cludemi sacó a relucir su armamento encarrilando el partido con un parcial de 22-14. El Abeconsa Basketmi no pudo controlar, tal y como ansiaba, el “tempo” del partido en esos compases iniciales y ello habilitó a los puntos altos de su adversario para que asumiesen el peso del encuentro. A partir de ahí fue nadar contra corriente.
Y, aunque ofensivamente el cuadro ferrolano mantuvo el tipo, poco pudo hacer para contener el ataque de un adversario muy sólido y regular que llegó al descanso con el choque casi decidido y un marcador de 46-22.
Ambas escuadras experimentaron cierto bajón físico tras el descanso, en un tercer cuarto más “flojo” que, sin embargo, dio paso a una ejemplar despedida, pues los dos equipos echaron el resto en los instantes finales: unos, para ratificar su ascenso; los otros, para reivindicar su gran temporada. No en vano, los ferrolanos eran el equipo más modesto, por estructura y presupuesto, de los aspirantes.

El ascenso debe esperar