Rajoy no denunciará a su agresor al no darle “más importancia de la que tiene”

Spain's Prime Minister Mariano Rajoy arrives at a European Union leaders summit in Brussels, December 17, 2015. EU leaders are due to discuss migrants crises and David Cameron's demands for reform of the bloc ahead of a referendum he plans to hold by t

|

El presidente del Gobierno y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, aseguró ayer que seguirá dando paseos por la calle y haciéndose selfies con la gente después de que un joven de 17 años le propinara un puñetazo. Según añadió, no hay que darle “más importancia de la que tiene” porque España es un pueblo “civilizado, tranquilo y moderado”, aunque de vez en cuando haya una “excepción” a la regla.

Así se pronunció Rajoy antes de participar en un desayuno-coloquio de Barcelona Tribuna, organizado por La Vanguardia, AED y la Societat Econòmica Barcelonesa d’Amics del País, apenas 20 horas después de la agresión que sufrió durante un paseo electoral por Pontevedra.

Tras asegurar que se encuentra bien y que “ya ha pasado”, señaló que sigue con su agenda porque tras este acto en Barcelona debía viajar a Bruselas para participar en el Consejo Europeo y hoy cerrará campaña en Valencia y Madrid. 

“No tenemos por qué cambiar en absoluto nuestra forma de hacer campaña”, enfatizó, para añadir que ha recibido muchas llamadas, no ha tenido tiempo de contestarlas y procurará hacerlo en “las próximas fechas”.

Al inicio del acto en Barcelona, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, –que presentó su conferencia– dijo que los propios comentarios de Rajoy en Twitter tras la agresión “demuestra lo que es”. “Tiene altura de miras, tiene serenidad, tiene templanza. Es algo que en estos momentos es muy aconsejable para nuestra España”, concluyó.

los padres, avergonzados

El abogado del menor que agredió el miércoles a Mariano Rajoy en Pontevedra, Jorge Cubela, aseguró ayer que los padres del joven están “avergonzados” por esta acción y rechazó que exista algún tipo de motivación política en sus actos.

En declaraciones a los medios en las dependencias judiciales de A Parda, el letrado destacó que los padres del menor “son gente honrada y trabajadora, gente de bien de Pontevedra”, tras lo que aclaró que “esto les está sobrepasando”. Además, Cubela aseguró que el joven “no está vinculado a ningún partido político, ni a ninguna organización de ningún tipo”, por lo que descartó que el ataque tenga algún tipo de motivación política.

Sobre la posibilidad de que el joven esté arrepentido de su actuación, el letrado respondió con un “creo que sí”, aunque no aclaró si pedirá perdón por los hechos. “Si lo pide, lo pedirá a través de mí”, precisó, para continuar apuntando que “ahora mismo está detenido y está en una burbuja”.

El menor detenido se entrevistó ayer con un psicólogo y un trabajador social antes de declarar ante la fiscala de Menores de Pontevedra, Encarnación Boullón, que será quien proponga al juez las penas que estime necesarias. Según su abogado, “los tiempos judiciales con menores son distintos a los tiempos con adultos”, por lo que el joven “ha tenido que pasar unas entrevistas como todos los niños expedientados”, un proceso que “lleva tiempo”.

Rajoy no denunciará a su agresor al no darle “más importancia de la que tiene”