El comercio minorista se reinventa en Sada y Betanzos para estimular el consumo y el sector

el ideal gallego-2019-04-08-024-f92ea4e9
|

El comercio es una de las principales actividades económicas en Sada y Betanzos, con dos de los centros abiertos más destacados del área de A Coruña.
Pero la importancia del sector va mucho más allá de su capacidad para generar empleo: la contribución social, urbana e incluso vital, convierten al comercio de proximidad en un activo al que prestar especial atención y consideración, tanto por parte de los clientes, que deben tener en cuenta su significación, como de los propios empresarios, que no dudan en reinventarse, y de ahí iniciativas como las desarrolladas estos días en El Matadero de A Ribeira y en la plaza Irmáns Suárez Picallo. 

En los últimos dos días, cientos de visitantes se acercaron a uno y a otro con la misma intención: comprar productos de calidad a precios competitivos y, si bien la meteorología no acompañó, la clientela respondió a la convocatoria de los empresarios, más de una docena en el caso del Outlet Matadero Número 3, y una veintena, en el del Sada Comercio. 


El Matadero Outlet presentó un “combinado” de moda, complementos, menaje, óptica y parafarmacia, aliñado con música y gastronomía, con expositores para todos los gustos, “os mellores prezos e os mellores descontos”, sesiones vermú, animación infantil y hasta un foodtruck y un showcooking que, de la mano de Lolo Mosteiro, de A Artesa da Moza Crecha, puso el broche a la tercera edición de un mercado en que los complementos los pone el propio inmueble, de estilo modernista y más de cien años, en el corazón de A Ribeira.


En el caso de Sada Comercio, hasta una veintena de comerciantes se sumó este año a la iniciativa que, como en cada edición, volvió a contar con la confianza de los clientes, que aprovecharon  los claros, principalmente el sábado por la tarde y el domingo por la mañana, para acercarse a la carpa instalada para la ocasión en la Irmáns Suárez Picallo.


Los comerciantes respondieron a esa fidelidad con el sorteo de tres cestas, con productos aportados por los establecimientos y, sobre todo, con importantes descuentos, y una cuidada decoración y disposición de los expositores, en un entorno único como el paseo marítimo de Sada.

El comercio minorista se reinventa en Sada y Betanzos para estimular el consumo y el sector