Obras por 50 millones servirían para mejorar la conexión Ferrol-A Coruña

Las primeras actuaciones contempladas en el nuevo estudio reducirían a 60 minutos el viaje a A Coruña | jorge meis
|

La inclusión de Ferrol en el corredor atlántico ferroviario es una apuesta del ejecutivo local de la ciudad que se plasmó el pasado mes de noviembre en el encargo de un estudio para la inclusión y extensión de este corredor hasta la ciudad naval.

Ahora, el alcalde, Ángel Mato, apuesta por la realización de una serie de actuaciones, que no supondrían más de 50 millones de euros, con celeridad y previas a que se pueda ejecutar la obra de inclusión, para que, hasta ese momento y de forma compatible, pueda mejorarse la salida de mercancías del puerto de Ferrol y el traslado de viajeros con una reducción de tiempo de viaje hasta A Coruña.

1. Circulación de convoyes de hasta 750 metros
El pasado mes de junio, el Ministerio de Transportes inició el trámite de informe ambiental del by-pass de Betanzos, lo que pondrá fin a la necesidad de inversión de la marcha de los trenes procedentes de A Coruña, en la estación de Betanzos-Infesta. Para el alcalde, Ángel Mato, la alternativa elegida es una de las más realistas, con un coste de unos 30 millones, frente a otras propuestas de mayor inversión. El estudio encargado por Ferrol al catedrático Miguel Rodríguez Bugarín incluye un análisis que destaca que si esta obra se lleva a cabo ahora no tendría incidencia en el nuevo trazado que se desarrolle entre Ferrol y A Coruña y además, explica Mato, “permitiría baixar ata os 60 minutos o tempo da viaxe, pero só con actuacións puntuais e adaptación de dúas estacións para poder facer unha intervención e novas vías para o cruce de trens”. De este modo, se podrían trasladar desde Ferrol a A Coruña convoyes de 700 metros de longitud, lo que permitiría, con estas actuaciones, sacar el tráfico de mercancías del puerto ferrolano en tanto no se dirime el trazado final del corredor atlántico  

2. Línea mixta y progresión hasta el trazado final
La idea explicada ayer por el regidor local y que se incluye en la separata del estudio de Bugarín, no comprometería en ningún caso el trazado por el que se apuesta y facilita el traslado de mercancías. Por eso, lo que se demanda ahora es celeridad en estas obras previas. 
El regidor dejó claro que “pasaron os tempos da chegada da alta velocidade a Ferrol e  hai que ser realistas e aproveitar ao máximo o potencial”. Por eso, su apuesta actual es por una línea mixta, sin renunciar al mejor trazado posible, pero dando pasos para poder alcanzar en su día esos 35 o 40 minutos de duración del recorrido.

La línea se adecuaría, de este modo, a las necesidades de longitud de trenes del corredor              atlántico solo con estas obras del by-pass y modificaciones en estaciones y permitiría a Ferrol contar con  un puerto más competitivo, asegurando que “é momento de recuperación económica” y para eso sacar la mercancía del puerto por ferrocarril es imprescindible.

3. Presentación en el mes de enero
Este estudio se presentará en el mes de enero y será trasladado a la Secretaría de Estado de Infraestructuras y a la Xunta con el fin de que, indicó Mato, “se poida axilizar ese primeiro esforzo e se deixe de falar de alternativas e se acometan obras que non condicionan o futuro trazado pero que axilizan o traslado de mercadorías dende o porto de Ferrol”.

Las actuaciones que se quieren priorizar ahora permitirían ampliar la longitud de los covoyes de modo que se puedan incorporar a las condiciones marcadas por el trazado atlántico  y hacer más competitiva la rada.

El regidor definió estas actuaciones como “modestas”, pero realistas y con beneficios, además de ser compatibles con el nuevo trazado, apuntando, además, que “estaría ben que se coordinasen cos traballos de conexión do porto coa propia cidade de Ferrol.

Obras por 50 millones servirían para mejorar la conexión Ferrol-A Coruña