Feijóo y la plantilla de Alcoa alertan que los incumplimientos del Gobierno abocan al cierre de la empresa

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, se reúne con el comité de Alcoa San Cibrao. XUNTA 16/12/2019

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y representantes de los trabajadores de Alcoa San Cibrao alertaron ayer de que las promesas que el Gobierno central “incumplió” abocan a la compañía al cierre si no se toman medidas urgentes.

Tras una reunión de unas dos horas en Santiago entre la Xunta y el comité de empresa de Alcoa, Feijóo afirmó que “la situación ya no es de urgencia, es de emergencia”. “Estamos o podemos estar ante una decisión de la multinacional americana de dejar de producir aluminio en todo o en parte en las próximas semana”, avisó.

En declaraciones a la prensa, el titular del Ejecutivo autonómico advirtió de que es el “peor escenario que vivió Alcoa desde que se privatizó esta compañía”, lo que achaca a que “las condiciones que el Gobierno está planteando hacen inviable el funcionamiento de la compañía”.

“Todo lo que el Gobierno nos contó, absolutamente todo, se incumplió”, censura, pues “todos los compromisos se incumplieron”. Por ello, lamenta que “todo parece indicar que se está en otra situación de preocupación, pasando otro escalón”.

“Se nos dijo que íbamos a tener un estatuto electrointensivo en el mes de abril, estamos en el mes de diciembre y no tenemos ni noticias; se planteó una subasta de interrumpibilidad con las mismas condiciones que la subasta anterior, y resulta que, en vez de sacar 2.300 megavatios a favor de estas empresas, sacan 1.000 megavatios”, recriminó Feijóo.

En este sentido, recuerda que “ya se cerró Alcoa en Avilés y A Coruña”. “Y lo que faltaría es que cerrase la única fábrica que existe en España de aluminio primario, que es Alcoa San Cibrao”.

 

Reunión con Sánchez

Hoy Feijóo trasladará al presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, esta situación y demandará en la ronda de contactos con los presidentes autonómicos que “se pare esta deriva y este disparate de indiferencia”. Para preparar esta reunión, el presidente de la Xunta, remitió al líder socialista una carta en la que expone los problemas del sector.

“En este momento el Gobierno de España no tiene ni política industrial ni política energética, y lo que es más grave, la política energética e industrial lo que están es destruyendo el empleo”, agregó el mandatario gallego.

De tal forma, el titular del Ejecutivo autonómico considera “imprescindible” que el Gobierno notifique a Alcoa su “voluntad” de “dar un planteamiento de estabilidad en los precios”, para lo cual pide: “más presupuesto para CO2, volver al sistema anterior”.

Por su parte, el presidente del comité de empresa de Alcoa, José Manuel Zan, cargó contra la “salvajada” de la subasta de interrumpibilidad que se celebra esta semana, que “acabará muy mal”, en lo que identifica con “la mayor reconversión desde 1986”.

Así, exige una ampliación en la subasta de 1.000 a 2.300 megavatios para que las empresas electrointensivas puedan ser viables. Recuerda que en su visita a San Cibrao la ministra de Industria, reyes Maroto, comprometió que se alcanzaría esa cifra y con bloques de 40 megavatios, pero ahora “solo hay bloques de cinco (megavatios)”.

“Como no se ponga un marco rápido, el Gobierno será responsable de lo que le pase a todas las familias de A Mariña y a un tercio de la provincia de Lugo. Lo que no se puede pretender es un país sin industria, lo que están haciendo es desindustrializar todo nuestro país”, reflexionó Zan.

Feijóo y la plantilla de Alcoa alertan que los incumplimientos del Gobierno abocan al cierre de la empresa

Te puede interesar