Regeneración Urbana pretende reducir la edificabilidad en la revisión del PGOM

El Ideal Gallego-2019-03-01-003-35026c0b
|

“Hai que darlle unha revisión en profundidade ao Plan Xeral”, opinó ayer el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, durante la presentación del proyecto de la nueva piscina de O Castrillón. Tras encarrilar dos graves problemas del urbanismo de la ciudad, la ilegalidad del edificio Conde de Fenosa y la habitabilidad del Parque Ofimático, Varela se plantea un cambio radical del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) como objetivo del próximo mandato. Un cambio que pasará por reducir la edificabilidad, sin duda, porque a juicio de Varela, en la ciudad “hai moitos desenvolvmentos depredadores e con moita edificabilidade, máis da que nos gustaría, que tamén estamos tratando revisar e negociar. É nuha estratexia conxunta”.

En su opinión, el PGOM tiene muchos cuestiones pendientes: Someso, el Agra do San Amaro, el plan especial de la Torre de Hércules, Percebeiras, toda la edificación del borde litoral o los núcleos periféricos, o la cuestión del puerto, donde llevan más de cuatro años enfrentándose  a la Autoridad Portuaria “para que o futuro sexa diferente”. “Estamos traballando e insertando as bases `para o cambio”, aseguró. 

 Un ejemplo de ello sería el propio O Castrillón: gran parte del barrio conserva una apariencia semirrural, con grandes parcelas cubiertas de hierba y salpicadas de huertos y casas bajas. Pero existen planes de expansión urbanística de ese suelo, bajo la fórmula de ocupación directa, donde se levantaran torres de hasta trece plantas. 

El Ayuntamiento se muestra en contra y está presionando a los propietarios para que cambien sus planes. Varela calificó  en su día de “absolutamente desmesurado” la edificabilidad actual del polígono del parque de Oza. Sin embargo, Varela también confesó que le está resultando muy difícil cambiar las cosas, debido a la figura de ocupación directa, un mecanismo que se utiliza para desarrollar polígonos de titularidad privada a cambio de obras que se suponen de interés público, como la urbanización de las calles. 

Polígonos privados 
El concejal de Regeneración Urbana señaló en su día que la conducta los propietarios del suelo es criticable, porque, dijo, buscan solo su beneficio. Aunque reconoció que el sistema de ocupación directa del suelo, que permitió que la ciudad se expandiera, resultó durante un tiempo –”cando había potencia e a burbulla funcionaba”– hoy en día los considera responsables del abandono que sufren grandes zonas de la periferia, puesto que no estaban dispuestos a construir si no existían edificios: ”Os propietarios o que facían era amarrar e comerciar dalgunha maneira coa sua edificabilidade e aproveitamento”.

La Concejalía Regeneración Urbana ya se enfrentó en este mandato a situaciones similares. “No polígono de Náutica nos costou moito traballo que os promotores fixeran o que tiñan que facer”, comentó tiempo atrás. Pero lo consiguieron ejerciendo toda la presión legal posible, según comentó en su día Varela: “Apretamos os propietarios do solo e caducamos as licencias de aqueles que non estaban obrando”. 

La táctica de amenazar con retirar las licencias de construcción consiguió el resultado deseado, puesto que ahora se están finalizando tres edificios y pronto se abrirán las calles que los rodean al tráfico. Y esa es la táctica que sigue el Ayuntamiento con los propietarios del suelo en los diversos polígonos, para defender lo que considera un urbanismo sostenible: “Ata onde podemos chegar é apretarlles para que se fagan cargo dos seus deberes”.

Regeneración Urbana pretende reducir la edificabilidad en la revisión del PGOM