Manuel Sánchez: “Valoro de los alcaldes el respeto al trabajo así como la educación y cortesía”

Entrevista a Manolo Sanchís por su insignia de Oro
|

Los que conocen la vida municipal conocen a Manuel Sánchez. No en vano trabajó más de 40 años en el Concello y los últimos 30 al frente del área de Protocolo. Este será su primer San Xiao sin estar entre bambalinas, ya que tendrá que subir al escenario para recoger el título de Hijo Predilecto de la ciudad.

¿Desde cuándo funciona en el Concello el servicio de Protocolo?

En los primeros mandatos de la democracia, con Jaime Quintanilla, no se utilizaba pero se producen anécdotas curiosas que llevan a que los grupos municipales piden que se cree la plaza. Fue en el penúltimo año de Quintanilla y con Couce Doce cuando me ofrecen la oportunidad de acceder y acepto. No hay archivos, expedientes que sirvan de antecedentes, y empezamos a trabajar en esta cuestión y en formarnos para el desempeño de esta actividad. Hasta entonces yo estaba destinado en la Secretaría General, en lo que hoy es la asesoría jurídica. 

¿Cómo ha evolucionado el servicio?

Hemos conseguido crear y desarrollar un gabinete de apoyo a los alcaldes que les permitiera casi disponer de cualquier información o de apoyo sin contar con nadie de fuera del Concello. Tenemos una base de datos de más de 5.000 personas, con sus gustos, preferencias, lecturas, etc, que permite mantener reuniones o conversaciones sobre diferentes temas. Hay contactos nacionales para hacer gestiones en todos los ámbitos, de ministros, Gobierno, Xunta, etc. contamos con un fondo bibliográfico tremendo de Ferrol que se dotó muy bien a iniciativa del alcalde Xaime Bello y nos permite buscar datos... y un fondo de actividades protocolarias, con más de 3.000 expedientes.

Pero pese al estrecho contacto con la corporación y los alcaldes, no es un cargo político...

Manolo Couce Pereiro fue el que puso las bases de cómo debía funcionar este departamento y ahora tenemos varias partes: la secretaría de Alcaldía, que es administrativa, la parte protocolaria, de organización de actos, asistencia del alcalde, acompañamientos y desarrollo de eventos y, sobre todo, buscar qué es lo que queremos transmitir con cada acto, ya más vinculado a la política. Un ejemplo es el acto de San Xiao, la idea de premiar a cuatro mujeres supone reivindicar la figura de la mujer con cuatro premiadas extraordinarias y valiosísimas en sus campos. También se colabora con otros departamentos, que dependen del alcalde, el gabinete político y el de comunicación.

¿Qué visitas le han quedado grabadas en la memoria?

Además de las visitas de la Casa Real, que suelen ser las más complejas, recuerdo personas como Emiliano Aguirre, descubridor de Atapuerca; Julia Uceda; Paco Vázquez, que me llamó la atención su manea de ser y estar; y otras como Carvalho Calero, Torrente Ballester, me encantaba hablar con él, porque lo hacía como escribía.

Y tras todos estos años, ¿mantienen relación con los alcaldes que han ido pasando?

Yo tengo que estarle muy agradecido a Manuel Couce Pereiro. Aprendí muchas cosas con él, es una persona muy inteligente, muy estratega, y muy político. Me ayudo mucho a entender el mundo político, él desarrollo en sus mandatos una frenética actividad. Conocí toda la ciudad porque él me llevaba a todos los sitios. Tengo buena relación con todos, algunos ya fallecieron como Alfonso Couce, Mario Villaamil o Blanco Rouco. Tengo magnífica relación con Xaime Bello, con Juan Juncal, José Manuel Rey... pero con algunos tengo amistad sincera e incluso vamos a eventos familiares conjuntos. Yo valoro sobre todo el respeto al trabajo, la educación y la cortesía y trabajamos también muy ligados a los supervisores de los otros servicios municipales.

¿Habrá habido momentos difíciles en el Concello?

Yo viví un momento difícil en la moción de Alfonso Couce Doce, porque fue un momento muy tenso, acababa de aterrizar y no tenía experiencia en el tema. También son momentos difíciles cuando te encargan un acto con pocos días de antelación y tienes que organizarlo sí o sí. Así fue con la exposición Galicia Terra Única, en el mandato de Blanco Rouco. Faltando un par de días nos mandaron preparar un acto para promocionar Galicia con Asturias. Era la Xunta la que se encargaba pero al final tuvimos que organizar en un fin de semana el acto y gracias a los compañeros y a una idea brillante de mi suegro, un asturiano de pro, que me dijo que en Ferrol había muchísimos asturianos, recurriendo a la base de datos del padrón, logramos contar con un grupo importante de asturianos, y fue el germen de lo que después sería la Asociación de Asturianos de Ferrolterra.

Y algún recuerdo especial de los actos en los que tomó parte...

En el mandato de José Manuel Rey tuve la oportunidad de organizar el acto del 50º aniversario de las obras del embalse de As Forcadas. Mi madre era de la parroquia de Loira y, aunque yo nací en Ferrol, hasta los ocho años mis padres estuvieron viviendo allí y tenían una relación extraordinaria con la familia que vivía en el lugar de As Forcadas (la casa se era una de las que se encontraba bajo las aguas del embalse), celebraban patrones, comidas y contaban sus historias, Parte de esa familia todavía vivía y algunos habían trabajado en la obra y asistieron al acto, lo que fue un momento muy emotivo para mí.

Es que las anécdotas supongo que serán incontables y las habrá hasta divertidas, como para escribir un libro.

Hay muchísimas anécdotas y simpáticas. Lo del libro difícil porque los funcionarios tenemos deber de confidencialidad y regulado por la ley, pero me gustaría contar con el consentimiento de todos los alcaldes porque no quiero herir sensibilidades. La idea está, solo me falta adaptarla y pasárselo a cada uno.

De Don Alfonso , por ejemplo, hay muchas anécdotas, era muy ingenioso. Está la de Cicciolina. Yo trabajaba en la Secretaría General, con los primeros ordenadores, llevaba poco tiempo –era el año 88 o 89– y el alcalde me dijo que teníamos que hacer un invento y reunir fondos , creo que para las Oblatas y en un partido de gordos y flacos , “vamos a inventarnos una película”, dijo. Me monté un contrato, lo puse encima de la mesa, como si fuera para contratar a esta mujer que estaba tan de moda. La prensa lo veía y preguntaba si era cierto, yo decía que el alcalde decía que sí... El resultado fue que en el acto apareció un hombre enorme disfrazado de la italiana, pero recaudamos 325.000 pesetas.

Más recientemente está la famosa foto de la bañera...

No es la imagen que se quiere dar pero a veces se cometen errores que se transmiten de una manera que no debería ser. Una especie de broma, hoy en día que todo es tan rápido con las redes sociales, hace que se transmita una imagen que no es la que se debería comunicar. Pero también creo en la evolución de la sociedad y esa la hace la juventud. En estos dos últimos mandatos han estado dos personas jóvenes al mando, que han dejado su impronta, pero yo creo en la juventud y la ciudad evoluciona a través de ella.

Usted deja el Concello, pero el área queda en buenas manos...

Leonor Bermejo es una persona que ha estado conmigo desde los inicios, lo hemos hecho los dos mano a mano y tiene tantos conocimientos como yo sobre la materia. No solo somos compañeros de trabajo sino marido y mujer. Creo que el gobierno adoptó una posición muy inteligente al darle prórroga a este servicio.

Manuel Sánchez: “Valoro de los alcaldes el respeto al trabajo así como la educación y cortesía”