El alcalde de Ferrol asegura que no hay ninguna prueba que lo incrimine en la operación Pokémon

|

El alcalde de Ferrol, el popular José Manuel Rey Varela, declaró ayer que tuvo conocimiento a través de la prensa de que la jueza de la operación Pokémon investiga los archivos de los teléfonos utilizados tanto por él como por el presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo, y, en esta línea, ha solicitado a las compañías telefónicas la relación de llamadas entrantes y salientes entre el 15 de mayo de 2011 y el 4 de julio del mismo año, porque a él no se le comunicó ningún auto, por lo que solo conocía lo publicado. Según dijo, “esa investigación acreditará lo que he venido manteniendo desde el principio, que yo no tuve ninguna relación con esa empresa”. Se refería al grupo Vendex, principal encausado en una supuesta trama que entregaba dinero a políticos.
Rey Varela, negó, asimismo, tener conocimiento de la existencia de un segundo Josman, alias que los investigadores del caso atribuían a él, de ahí su imputación, y que el colaborador de campaña del PP de Ferrol José Manuel Vilaboy Lois reconoció ser ante la jueza instructora, si bien negó haber recibido los 3.000 euros de Vendex.
El regidor ferrolano añadió ayer que ya manifestó en sede judicial que no estaba vinculado con esa empresa, precisando que, por lo tanto, no puede haber prueba alguna contra él.
Planteó, asimismo, que el asunto de las llamadas telefónicas se aclare cuanto antes y también expresó su deseo de que las pruebas que su abogado solicitó sobre el análisis de la voz se realicen cuanto antes.
También dijo desconocer la razón de que se investigasen las llamadas que mantuvo con Diego Calvo, señalando que pudieron haber sido muchas, pero que ninguna de ellas guarda relación con el caso. “No puede haber pruebas porque no hay implicación”, concluyó Rey Varela.

El alcalde de Ferrol asegura que no hay ninguna prueba que lo incrimine en la operación Pokémon