El Getafe y el Celta luchan por poner fin a sus rachas negativas

|

Getafe y Celta de Vigo, que acumulan nueve partidos de Liga cada uno sin conocer la victoria, esperan romper en el Coliseum Alfonso Pérez esa mala dinámica de resultados y coger una buena dosis de confianza para alejarse del descenso y comenzar con optimismo la segunda vuelta del campeonato.

El conjunto madrileño, que no gana en casa en Liga desde el 28 de septiembre ante el Málaga (1-0), afronta el partido con ciertas urgencias puesto que la mala racha ante su afición se está prolongando demasiado y el acecho del descenso es ya una realidad que se encuentra a un punto.

El balance de resultados en casa del Getafe en la primera vuelta del campeonato es desolador, con diez partidos disputados, nueve puntos sumados de treinta posibles y cinco partidos en los que ha sido incapaz de marcar un gol.

Tampoco han ayudado las lesiones de larga duración que han ido sufriendo a lo largo de la temporada Álvaro Vázquez, Ángel Lafita y Babá Diawará, los tres hombres en principio destinados a llevar el peso ofensivo del equipo.

De esos tres jugadores, solo Álvaro Vázquez se encuentra disponible para la cita. Lafita y Babá se encuentran lesionados y no jugarán por ese motivo, al igual que el portero Vicente Guaita, el lateral derecho Juan Valera y el centrocampista Karim Yoda, mientras que el central uruguayo Emiliano Velázquez, sancionado, tampoco será de la partida.

El Celta de Vigo llega al partido con su entrenador Eduardo ‘Toto’ Berizzo cuestionado por los malos resultados y obligado a reaccionar tras nueve partidos sin ganar, en los que solo ha sumado dos puntos.

Al conjunto vigués le urge la victoria en el Coliseum Alfonso Pérez, donde nunca ha ganado hasta el momento, para recuperar la confianza, debilitada por los últimos resultados y agravada con la eliminación copera.

Berizzo pierde por sanción para Getafe a uno de sus pilares, el central Andreu Fontás, pero recupera al delantero Charles.

El ariete brasileño podría entrar en el equipo titular debido a los problemas que ha arrastrado esta semana el argentino Joaquín Larrivey en el quinto dedo de su pie izquierdo.

El Getafe y el Celta luchan por poner fin a sus rachas negativas