Mato retira del pleno la moción de apoyo a Pintos a instancias del PP

Manifestación pola absolución de Pintos no edificio administrativo da Xunta
|

El alcalde de Ferrol, el socialista Ángel Mato, retirará del orden del día del pleno de esta tarde la moción de apoyo al sindicalista Xesús Anxo López Pintos, que habían presentado de forma conjunta el PSOE, Ferrol en Común y el Bloque Nacionalista Galego. Lo hace atendiendo a una petición del Partido Popular, siguiendo el consejo del despacho de abogados que asesora al Concello, y sin consultarlo antes con los otros dos partidos que firmaban la moción. 

Tanto FeC como el BNG rechazan esta “medida unilateral” y aseguran que si los socialistas querían dar marcha atrás, bastaba con que retirasen su firma de la moción y que después votasen en contra o se abstuviesen. “O alcalde conculca os dereitos dos demais antes que tirar a careta para que non se evidencie o que hai detrás. Para non posicionarse prefire retirar a posibilidade de que se poida debater”, comenta Iván Rivas, portavoz del BNG. Para Jorge Suárez, de Ferrol en Común, es una decisión al dictado del PP. Su grupo pretende mantener la moción e intervenir en el momento el que se tenga que abordar el punto 14 para pedir que se mantenga lo firmado.

Pena de cárcel
El apoyo a López Pintos, que está previsto que se reproduzca en otros plenos de la comarca, nació como una declaración institucional que se debatió en Junta de Portavoces, reconvertida después en moción. El histórico sindicalista, ya jubilado, se enfrenta a penas de prisión por una acción de protesta de varios colectivos, en octubre de 2012, ante el hotel Almirante, donde el PP celebraba el primer acto de campaña de las elecciones autonómicas. Hubo carga policial y Pintos fue detenido. Este mismo martes, una manifestación solidaria con su situación y de defensa de la acción sindical recorrió las calles de Ferrol. Ángel Mato participó en ella, junto con Jorge Suárez e Iván Rivas.

La moción demanda la absolución de Pintos y llama a participar en los actos que se convoquen con este motivo, además de “dirixirse a tódolos organismos que sexan necesarios para acadar a dita absolución”.

El mismo día que se presentó, el lunes, el Partido Popular formuló la petición de que no se incorporara al orden del día. Su portavoz, José Manuel Rey Varela, está citado como testigo para el juicio oral que se celebrará en la Audiencia Provincial del 12 al 14 de noviembre. Considera el PP que “no se debe de producir ni permitir una presión política que pretenda presuntamente influir en la decisión de los jueces”.

El secretario del Concello solicitó un informe al despacho Lama & Asociados, que los asesora, y el documento remitido aconseja que “dicha moción no se debata en el próximo pleno y que sea retirada del orden del día” porque “podría ser susceptible de ser calificada como una presión, intromisión ilegítima o intervención indebida en el libre ejercicio de la función jurisdiccional”. Recuerdan que la responsabilidad de este acto recaería sobre el alcalde y que existe el antecedente de Vicente Irisarri, quien declaró como denunciado en 2010, después de que el pleno se solidarizase con Baltasar Garzón.

Interpretación política 
Ángel Mato asegura que la medida “non obedece en absoluto a ningunha motivación política, senón a unha cuestión de carácter legal” y expresó su deseo de que, en el proceso judicial, “se confirme a inocencia de López Pintos”.

Jorge Suárez, de Ferrol en Común, explica que la decisión se les comunicó en la calle al mediodía de ayer “sen tomar en consideración que a moción tiña a firma dos voceiros doutros dous grupos municipais”. Lamenta “que o alcalde non defenda á clase traballadora e se dobregue ao que dicta o PP, que parece gobernar no seu lugar”.

Iván Rivas, del BNG, insistió en que es una medida “que é evidente que é ilegal” porque vulnera los derechos de los grupos municipales e impide el debate. Afirma que “o argumento da intromisión nun proceso xudicial non se sostén por ningunha parte” y que los cargos electos tienen derecho a expresar su opinón. Lamenta que se imponga “o silencio como instrumento para a censura”. Acusa además al gobierno de Mato de  “falla total de sensibilidade respecto da realidade social da cidade”. Expresa también su pesar respecto a lo que considera una falta de empatía hacia la situación de Pintos. “Paréceme un pouco triste que sexa aquí onde o alcalde actúe desta maneira”, asegura. Recuerda que es “unha cidade castigada por un proceso constante de desmantelamento industrial” y, por eso, “cunha longa historia de loita sindical polos dereitos dos traballadores”.

Mato retira del pleno la moción de apoyo a Pintos a instancias del PP